La alcaldesa puso peligro la salud de los madrileños al negar que la ciudad había alcanzado la alerta sanitaria durante la huelga", señala el portavoz
Jaime Lissavetzky: “Ana Botella es una alcaldesa amortizada”

Estás aquí:
Ir a Tienda