COMISIÓN DE SALUD, SEGURIDAD Y EMERGENCIAS- AYUNTAMIENTO DE MADRID

Ramón Silva reprocha a Barbero que aún no haya tomado medidas sobre los responsables del concurso de los desfibriladores de SAMUR

21/02/2017

•    El concejal socialista ha calificado de “escandaloso” el concurso del Área de Salud y Emergencias sobre material  para el SAMUR que se limitó a una marca comercial.


•    También ha lamentado que meses después de que el concurso fuera declarado nulo, el delegado de Salud haya acudido a la comisión a anunciar acciones que ya debería haber hecho. “Nos tendrían que haber traído la solución ya”, ha exigido el concejal socialista.


•    Silva ha insistido en que el área tome medidas sobre el responsable de una contrato de “corta y pega”


•    En la misma comisión municipal, Ramón Silva ha reclamado a Javier Barbero la modernización del sistema informático de las OMIC, con más de 30 años, “lo que al consumidor que hace una consulta le ahorraría meses de espera”


Madrid, 21 de febrero de 2017.-
El portavoz del PSOE en la Comisión de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Ramón Silva, ha reprochado a Javier Barbero que “siga sin haber solucionado el escándalo de los contratos del SAMUR”.


Silva ha recordado que el concurso -“que fue un corta y pega de una marca comercial a las bases del concurso”, ha apostillado Silva-, fue declarado nulo en el mes de noviembre  y tres meses después “el área sigue sin haber tomado medidas”.


“Ha venido a esta comisión –ha afeado Silva a Barbero- a contarnos lo que piensa hacer, cuando tenía que habernos traído la solución”. El concejal socialista ha querido saber quién fue el responsable de realizar un concurso que limitaba la concurrencia a una única marca comercial y también ha preguntado por las medidas que piensa adoptar el área.


Silva ha aprovechado la coyuntura para volver a pedir que los contratos menores sean revisados por la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones y ha insistido en que espera que los 20 equipos desfibriladores ya adquiridos por el sistema de contrato menor no sean del mismo modelo que los solicitados en el concurso declarado nulo. “Puedo entender que hayan tenido que solucionar por urgencia la compra de desfibriladores pero no entiendo que no hayan tenido la misma celeridad con los responsables del concurso”, ha insistido.
Prehistoria informática


En la misma comisión, Silva ha pedido al área que se renueven los sistemas informáticos con los que trabaja la OMIC, con más de 30 años, “que son prehistoria informática”, ha ironizado el edil.


La renovación de algunas directrices en los programas de los ordenadores, ha avanzado Silva, evitaría largas esperas a los consumidores que efectúan una consulta. Cambiar algunos protocolos reduciría la espera en meses. “Las OMIC se han convertido en una isla informática, ustedes lo reconocieron pero no han hecho nada por renovarlo, ni tampoco por revisar los compromisos con los trabajadores. La consecuencia es que los ciudadanos se sienten olvidados”, ha terminado.