COMISIÓN DE PARTICIPACIÓN, TRANSPARENCIA Y GOBIERNO ABIERTO

Ramón Silva propone algunas mejoras en el sistema de inscripción de agentes del registro de lobbies

13/04/2018

•    El edil socialista ha preguntado por los primeros tres meses de funcionamiento del Registro de Lobbies, especialmente en lo que se refiere a la inscripción previa para realizar reuniones con concejales.

•    Silva ha detectado algunos problemas en dicho registro: “Aunque es lo normal, al ser un proceso nuevo, no siempre es fácil”.

Madrid, 13 de abril de 2018.-

Desde hace tres meses, las reuniones mantenidas entre los concejales del Ayuntamiento de Madrid y asociaciones, empresas, particulares o colectivos con según qué fines exigen la previa inscripción en el Registro de Lobbies, en aras de la transparencia. Según el capítulo 6 de la ordenanza que regula dicho registro, la inscripción es previa y obligatoria y alcanza no solo a la entidad en sí sino a los representantes o agentes que, en su nombre, mantendrán las reuniones con los representantes políticos.

Esta especificidad es la que está produciendo los problemas que hasta ahora ha detectado el concejal socialista Ramón Silva y que ha señalado en la Comisión municipal de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto. En concreto, el edil se ha referido a que en el cuestionario de inscripción se marca la obligación de que la asociación, entidad o empresa esté inscrita en el punto 21 pero no indica hasta el punto 31 que también han de constar los representantes que se reunirán en su nombre.

“Es normal que ante un proceso nuevo se produzcan ciertos problemas” ha reconocido Silva, que también ha apuntado a la necesidad de modificar el orden de los requisitos en el formulario de inscripción para mejorar el funcionamiento del registro.

A Silva no se le han escapado errores en las agendas de algunos concejales. En este sentido ha señalado que algunos ediles se han reunido días antes de que los agentes representantes constasen en el registro de lobbies o que hay cierta disparidad entre el número de reuniones con algunos colectivos.