PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Ramón Silva pide apoyo para los trabajadores de la Empresa de Mantenimiento y Explotación M30, S.A.

26/06/2018

•    Los trabajadores de EMESA están siendo perseguidos por los directivos de Ferrovial desde que sus representantes declararon en la Comisión de Investigación que hizo el Ayuntamiento.


•    Se les despide sin justificación, se les indemniza y a cambio contratan a familiares de directivos de EMESA que no ponen en cuestión las irregularidades de la empresa.


•    El director gerente de Calle 30 trabaja para defender los intereses de Ferrovial frente a los del Ayuntamiento.


Madrid, 26 de Junio de 2018.- El concejal del grupo municipal socialista, Ramón Silva, en el Pleno del mes de junio ha preguntado si el gobierno de la ciudad está tomando alguna medida en apoyo a los trabajadores de la Empresa de Mantenimiento y Explotación M30, S.A. (EMESA), a los que, estando presentes en el Pleno, ha aprovechado para saludar.


Recuerda el edil que Ferrovial es el accionista mayoritario de EMESA y que sus trabajadores están siendo perseguidos por los directivos de Ferrovial, “sobre todo desde que sus representantes acudieron a la Comisión de Investigación que hizo el Ayuntamiento”, donde declararon “con total libertad lo que entendía que se estaba produciendo en la empresa”.


Revela Silva que “están siendo despedidos sin ninguna justificación”, y, aunque se declaren improcedentes, “no vuelven a ser admitidos, les pagan una indemnización y los echan a la calle”. Después “son sustituidos por familiares de directivos de EMESA, y así consiguen una plantilla que no pone en cuestión ningún incumplimiento o irregularidad de la compañía”.


El concejal del PSOE ha hecho un llamamiento al presidente de Ferrovial, mayoritaria en el accionariado de EMESA, para que “dé instrucciones para que acabe con esta persecución a los trabajadores y respecto a intentar engañar al Ayuntamiento de Madrid en el cumplimiento del contrato”. Porque el comportamiento habitual de EMESA es “intentar engañar al Ayuntamiento”, para lo que cuenta con un cooperador necesario: el director gerente de Calle 30, la empresa que tiene que controlar a EMESA, con el 80% del capital municipal.


Añade el edil del PSOE que “el director gerente, puesto por Ferrovial, don Ceferino San Román Pérez, cobra unos 80.000 euros brutos al año, más coche con gasolina y todas las revisiones pagadas, más 10.000 euros de gastos sanitarios” y trabaja “para defender los intereses de Ferrovial frente a los del Ayuntamiento”.


Concluye Ramón Silva instando al gobierno municipal a que intervenga para poner fin a la situación que se está produciendo en EMESA “y para poner al director gerente en su sitio, que es en la calle, para que vuelva a Ferrovial”.