COMISIÓN DE SALUD, SEGURIDAD Y EMERGENCIAS

Ramón Silva: “Las demandas por consumo han cambiado totalmente pero las OMIC están igual o peor que hace 30 años”

20/06/2017

•    El portavoz socialista en la Comisión de Salud, Seguridad y Emergencias ha enumerado las carencias de las oficinas de atención al consumidor: un sistema informático obsoleto y sin personal suficiente para atender anualmente más 30.000 peticiones de asesoramiento, más las campañas de consumo responsable desarrolladas por el Ayuntamiento de Madrid en los distritos.

•    En la misma comisión, Silva también ha puesto de manifiesto la premura en la convocatoria de la prueba de acceso a la Unidad de Apoyo a la Seguridad de la Policía Municipal y sobre los criterios con los que se diseñan los planes de formación dirigidos a SAMUR y Protección Civil.

Madrid, 20 de junio de 2017.-

A finales de los años 80, cuando se comenzaron a poner en marcha la mayoría de las oficinas municipales de atención al consumidor, las demandas de los ciudadanos se centraban en problemas sanitarios. Fueron tiempos del aceite de colza. Treinta años después, el ciudadano busca asesoramiento por problemas relacionados con los grandes suministradores de servicios: telefonía, banca o compra por internet.


“Las demandas han evolucionado en relación con la sociedad pero las oficinas municipales de atención al consumidor han cambiado poco o nada desde entonces”, ha descrito el portavoz socialista Ramón Silva en la Comisión de Salud, Seguridad y Emergencias donde ha planteado una pregunta sobre los planes del gobierno municipal para reforzar la estructura de este servicio público.


Las oficinas tienen menos personal adscrito que hace años y el sistema informático está obsoleto. Son oficinas sin una estructura formal que, sin embargo, abarcan cada vez más demandas y más diversificación de servicios relacionados con el consumo (30.000 consultas anuales, más campañas en los distritos y acciones de consumo sostenible). “En realidad están igual o peor que hace 30 años”, ha lamentado el concejal socialista, ya que se amplía su abanico de competencias pero no se aumenta la plantilla, ni siquiera se reponen los puestos vacantes por jubilación.


En este sentido, Silva ha señalado que en el nuevo organigrama de personal para los distritos que ha avanzado el gobierno de Carmena, no se observa ninguna mejora en lo relativo al consumo. “Todos los departamentos tienen mejoras en los distritos, a excepción de los de consumo”, ha criticado.


“Aunque las oficinas de consumo dependen del área de Murgui, reclamamos al delegado Barbero que exija cambios, mejoras y entidad propia”, ha recomendado el concejal, que también ha pedido que se considere la creación de la unidad de calidad del consumo, una propuesta planteada por los sindicatos.


Por otro lado, aunque en la misma comisión municipal, el edil socialista ha manifestado la premura en la convocatoria de las pruebas de acceso a la Unidad de Apoyo a la Seguridad, ya que la anterior se caracterizó por un breve plazo entre la convocatoria y la celebración de la prueba y por una pregunta que suscitó la polémica. “Hay gran malestar en el colectivo”, ha remarcado el edil.


Finalmente, en relación con los plantes formativos que reciben los integrantes de los servicios de SAMUR y Protección Civil, Ramón Silva ha pedido al gobierno de Carmena que ambos equipos humanos reciban una oferta de cursos similar. “Es un error que no tengan la misma formación porque los voluntarios de Protección Civil suplen a los trabajadores de SAMUR cuando es necesario”, ha concluido.