PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID. RECLAMACIONES DE CONSUMO

Ramón Silva: “El Consumo en el Ayuntamiento tiene dos males: falta de medios, personal y recursos y una organización deficiente”

24/07/2018

•    El portavoz socialista en Salud, Seguridad y Emergencias ha preguntado por las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para atender adecuadamente las consultas, quejas y reclamaciones de Consumo planteadas los madrileños.


•    Los distritos de Tetuán y de Fuencarral carecen de inspector municipal de consumo y hace unas semanas la OMIC central acumulaba 1.200 reclamaciones sin dar de alta porque solo hay tres funcionarios para este trabajo.


Madrid, 24 de julio de 2018.-
El portavoz socialista en Salud, Seguridad y Emergencias, Ramón Silva, ha preguntado en el Pleno por las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para atender adecuadamente las consultas, quejas y reclamaciones de Consumo planteadas por los madrileños.


“El Consumo es una de esas competencias en las que hace años no hay decisión política, sino una actitud apática”, ha definido Silva, que ha reprochado que tanto para el gobierno del PP como para el actual, los derechos de los consumidores quedan relegados y, por tanto, son los “ciudadanos y las ciudadanas los que sufren las consecuencias, sobre todo los que tienen menos recursos”, ha explicado.


Porque el Consumo en el Ayuntamiento de Madrid, según el edil socialista, adolece fundamentalmente de dos males que “lo hacen absolutamente ineficiente para defender los derechos de los consumidores”. Son: la falta de medios, personal y recursos y, segundo, una organización absolutamente ineficiente.


“Los problemas de personal son endémicos desde la época Gallardón; desde entonces todas las plazas libres, vacantes o no ocupadas se han amortizado sistemáticamente y esto ha provocado situaciones inaceptables”, ha relatado Silva.


En la OMIC Central se acumulan 1.200 reclamaciones sin ser dadas de alta (ni siquiera tramitadas) porque solo hay tres funcionarios dedicados a este fin; en Fuencarral no hay inspector municipal de Consumo, una situación que se repite en Tetuán.


Más ejemplos: “En distritos como Puente de Vallecas no se tramitan sanciones de consumo, al igual que en Chamartín. Es más, en Puente de Vallecas no hay negociado de Consumo, teóricamente no se puede hacer ningún trámite administrativo. Esta es la realidad de los distritos pero en la OMIC Central y en el instituto de Consumo la realidad no es mucho mejor”, ha denunciado Silva.


La OMIC central que gestiona todas las reclamaciones relativas a grandes compañías como empresas de telefonía y de suministros básicos (luz, gas, etc.) además de compras en internet y que suponen más de un tercio de las reclamaciones, se encuentra sepultada y desbordada por los trámites administrativos.


Un tercio de las reclamaciones son competencia de la Comunidad de Madrid pero no se permite que se envíen directamente a la Comunidad de Madrid y el periplo Línea Madrid-OMIC de distrito-OMIC Central-Comunidad de Madrid supone que, en el mejor de los casos durante un mes, mínimo, la reclamación deambule por una administración que no es competente y que no va a resolver, cuando podrían directamente remitirse a la Comunidad de Madrid.


Este retraso, por ejemplo, es el que les espera a los damnificados por “Idental” que se dirijan a su Junta de Distrito.