PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Ramón Silva cuestiona el concepto de aconfesionalidad, participación ciudadana y descentralización del Gobierno Municipal

29/01/2019

•    El Ejecutivo de Ahora Madrid desoye la propuesta presentada por los vecinos y aprobada en el Pleno de Hortaleza para trasladar la talla de la Virgen del Parque de Valdebebas.


•    El edil del PSOE asegura que la talla de la Virgen se costeó con un presupuesto opaco y la decisión de hacerla es de una o dos personas nada más.


Madrid, 29 de Enero de 2019.- En el Pleno del mes de diciembre quedó sobre la mesa una proposición presentada por el concejal del PSOE Ramón Silva, en la que solicitaba el traslado de la talla de la Virgen del Parque de Valdebebas a la parroquia de Las Cárcavas o al lugar de su propiedad que decidiera el Arzobispado de Madrid, porque el gobierno de la ciudad pidió tiempo para buscarle una ubicación.


Refiere el edil que “hoy nos presentan un informe que pone en cuestión la viabilidad del traslado de la talla” lo cual “es muy triste, porque no solo no piden disculpas por su error, sino que además no rectifican”.


Según Silva, “de lo que estamos tratando aquí es de cuál es el concepto de Ahora Madrid de aconfesionalidad del Estado -que figura en la Constitución- y cuál el que tienen de lo que es la participación ciudadana y la descentralización”. Argumenta que han sido los vecinos de Hortaleza los que, después de no recibir respuesta del área de Medio Ambiente, llevaron al Pleno del Distrito una proposición pidiendo que la Iglesia se hiciera cargo de esta talla, iniciativa que fue aprobada con los votos de AM y del PSOE.


Se pregunta el concejal “de qué sirve definirse como un partido laico”, aunque “como ya no creen en los partidos sino en proyectos personales, guste o no, si una persona lo dicta y esa persona se llama Manuela Carmena, no hay forma de que se pueda cambiar”.


Acusa al Ejecutivo de AM de ignorar a los vecinos. “Nos enteramos por la portavoz del gobierno que no van a cumplir el acuerdo del Pleno de Hortaleza, porque aquí han pasado de asaltar capillas porque hay que sacarlas de la Universidad a colocar vírgenes en espacios públicos. Y todo eso sin ponerse colorados”, sentencia.


Ramón Silva recuerda que “la talla de la virgen se costeó con un presupuesto opaco: supuestamente de una mejora que ofertó la empresa que no figura en el pliego de condiciones”. Costó 40.000 euros y pertenece a un lote de un contrato de 2 millones de euros, que llegaría a 8 millones si existieran mejoras en los otros lotes de este mismo contrato. “Es una cantidad muy elevada que parece que no controla nadie”, indica el concejal socialista, quien apostilla que “en la talla de la virgen solo decidió una persona, como mucho dos”.


Finalmente, Silva ha pedido que se le faciliten las relaciones valoradas y los criterios, decreto o instrucción que regule administrativamente cómo se gestiona ese dinero opaco y que el PSOE ha solicitado ya dos veces sin obtener respuesta alguna.