EL PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID APRUEBA LA ORDENANZA DE COOPERACIÓN PÚBLICO-SOCIAL

Ramón Silva: “Con esta ordenanza no se pueden prestar servicios públicos ni otorgar subvenciones”

30/05/2018

•    Es un instrumento moderno para la gestión y para incorporar a la sociedad a esta gestión.


•    Se trata de promover actividades distintas y regularizar la colaboración público-social con la máxima transparencia.


•    Se va a crear una Comisión paritaria gobierno-oposición que examine y haga un dictamen previo a la firma de los convenios.


•    Los colectivos solo tendrán permiso para usar bienes inmuebles municipales un máximo de 30 días.

Madrid, 30 de Mayo de 2018.- El Pleno Municipal ha aprobado esta mañana la Ordenanza de Cooperación Público-Social, con los votos a favor de PSOE y Ahora Madrid y la oposición del PP y Ciudadanos.


El concejal del grupo municipal socialista, Ramón Silva, ha subrayado que “con esta Ordenanza no se pueden prestar servicios públicos y no se pueden otorgar subvenciones más allá de lo que está recogido en la Ley y en la propia Ordenanza de Subvenciones”.


Explica que “es un instrumento moderno para la gestión y para incorporar a la sociedad a esta gestión”. Recuerda que este Ayuntamiento, con gobiernos del PP, “ha sufrido el insaciable afán privatizador de la derecha”, que lo ha llevado “a un absoluta dependencia pública de lo privado”. Esta situación “no va a poder cambiarse solo con esta Ordenanza” pero “vamos a regularizar la colaboración público-social, que viene usándose desde los primeros ayuntamientos democráticos con escasa regulación y menos transparencia”.


Indica el edil del PSOE que “con esta Ordenanza se puede definir cuál es el ámbito, cómo se regula y quiénes pueden participar de esta colaboración, y se hace con la máxima transparencia” y reitera que “el modelo de esta Ordenanza no puede ser usado para la prestación de servicios públicos, ni invocado para la privatización”. De lo que se trata es de “promover actividades distintas a los servicios públicos”.


Mediante enmiendas del PSOE se va a crear una Comisión que examine y haga un dictamen previo a la firma de los convenios. Será una comisión paritaria gobierno-oposición y, en caso de empate, el desempate correrá a cargo de un representante del consejo sectorial de asociaciones. Cada año se va a evaluar el funcionamiento de cada uno de los convenios y se dará cuenta a esta Comisión.


Incide Silva en que la Ordenanza, con las enmiendas socialistas, ha despejado las dudas: los convenios no podrán conceder subvenciones y destaca que “los colectivos solo tendrán permiso para usar bienes inmuebles municipales un máximo de 30 días”.


Concluye el concejal afirmando que “se trata de ordenar lo que hay y darle transparencia, aclarar qué se puede y qué no se puede hacer”.