PROYECTO 2020: DEBATES SOBRE LA PLAZA MAYOR DE MADRID Y SUS ENTORNOS

Purificación Causapié pide que “aprovechemos el IV Centenario para revitalizar la Plaza Mayor”

Juan Barranco: “Las administraciones públicas tienen que actuar como agentes de transformación del Centro de las ciudades”

20/09/2017

Barranco propone un Plan Director del Centro de Madrid, en colaboración con la iniciativa privada.
 
En el centro tiene que haber un parque de viviendas de alquiler en rotación para jóvenes.
 
Para atender los problemas de seguridad ciudadana sugiere instalar una comisaría de policía en la Plaza Mayor.
 
Madrid, 20 de Septiembre de 2017.- Esta mañana se ha celebrado el primero de los debates sobre la Plaza Mayor de Madrid y sus entornos, en el marco de la celebración del IV Centenario de la Plaza Mayor.
 
En su inauguración ha estado la portavoz del grupo municipal socialista, Purificación Causapié, quien ha abogado por aprovechar el IV Centenario “para revitalizar la Plaza Mayor”. Entiende que “además de un lugar emblemático para el Turismo, esta plaza ha de ser un símbolo cultural, un espacio de convivencia y un lugar de encuentro”. Asegura la edil que “esta Plaza Mayor es un lujo al que no se le ha sacado todo el partido” y se muestra partidaria de que estos debates sirvan para impulsar iniciativas que mejoren la plaza y sus alrededores. 
Juan Barranco, exalcalde de la ciudad y participante en el debate, destaca que “merece la pena reflexionar sobre nuestro casco histórico, por ser el espacio urbano más complejo, diverso y vital de las ciudades”. Añade que “el Centro siempre está en proceso de continua reestructuración urbana”. Y subraya que “desde los años 80, el centro de Madrid se ha renovado, sin haber cambiado su estructura”.
 
Considera que estamos hablando de “un espacio muy interesante y siempre en conflicto, con problemas de terciarización; infravivienda; vehículos privados; turismo, que convierte el centro de las ciudades en parques temáticos; especulación, presiones económicas, y dificultades para mantener a la población y que esta tenga equipamientos educativos, deportivos, infantiles y zonas verdes”.
 
Sugiere que el Ayuntamiento de Madrid tiene que “poner en marcha políticas de rehabilitación, proteger el patrimonio, peatonalizar las calles, renovar el espacio público y hacer más inversiones en equipamientos”.
 
Barranco hace una serie de propuestas concretas, como: 
-Un Plan Director del Centro de Madrid, en colaboración con la iniciativa privada.
-Crear una Gerencia que aborde programas de rehabilitación.
-Crear un parque de viviendas de alquiler en rotación para jóvenes.
-Invertir más en equipamientos y en la conservación de monumentos singulares.
-Atender los problemas de seguridad ciudadana y, en este sentido, sugiere instalar una comisaría de policía en la Plaza Mayor.
 
Asimismo, advierte de que “es necesario dejar de enajenar propiedades municipales, como se hizo con la Casa de la Carnicería; no hay que abandonar el patrimonio del Ayuntamiento, como se ha hecho con el Palacio de Sueca; y no se deben retrasar injustificadamente operaciones como la del Mercado de la Cebada”.
 
Finalmente, Juan Barranco aboga por que “las administraciones públicas actúen como agentes de transformación del Centro” y subraya que “eso hay que proponérselo deliberadamente”.