PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

PSOE y Ahora Madrid logran el acuerdo unánime del Pleno para que sean deducibles las ayudas públicas a la rehabilitación de vivienda

29/11/2016

•    Ambas formaciones han presentado una proposición que defiende la revisión de la fiscalidad en las obras de rehabilitación de la vivienda habitual que realicen los ciudadanos madrileños financiadas a través de subvenciones del Ayuntamiento de Madrid.


•    La portavoz socialista en Urbanismo, Mercedes González, ha defendido la propuesta: “el sistema tributario no puede ser una traba a la rehabilitación”.


•    La rehabilitación es “imprescindible” porque Madrid tiene edificaciones muy antiguas, con un elevado gasto energético, y porque la renovación urbana “produce crecimiento” que, a su vez, genera empleo.


•    La iniciativa persigue también facilitar la eficiencia energética, la accesibilidad a personas mayores y con alguna discapacidad y generar crecimiento y empleo.

Madrid, 29 de noviembre de 2016.-
El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha apoyado con los votos de todos los grupos municipales una proposición planteada conjuntamente por el PSOE y Ahora Madrid para que el Ministerio de Hacienda revise la fiscalidad en las obras de rehabilitación de la vivienda habitual financiadas con ayudas públicas.


La portavoz socialista en Urbanismo, Mercedes González, ha recordado que las ayudas a la rehabilitación de, por ejemplo, el Plan MADRE no son actualmente deducibles a pesar de que se dirigen a una población en torno al 1,3 millones de personas “con recursos limitados”. El hecho de que no hayan sido deducibles, ha recordado la concejala socialista, ha originado que la petición de ayudas a la rehabilitación hayan caído casi un 70%.


“El sistema tributario no puede poner trabas a las ayudas a la rehabilitación”, ha señalado González, “porque son imprescindibles para una parque de edificios que en Madrid es antiguo, que tiene un alto nivel de gasto energético, y porque genera la renovación urbana que, a su vez, produce crecimiento y creación de empleo”.


La propuesta, que ha sido aprobada por unanimidad, tasa exactamente qué rentas y qué tipo de obras pueden optar a la deducción fiscal: rentas inferiores a 5,5 veces el IPREM, obras de rehabilitación en vivienda habitual y con un importe máximo de 20.000 euros anuales (desgravable sería un máximo de 6.750 euros) y que el contribuyente pueda justificar las cantidades satisfechas con las correspondientes facturas. Además, no será aplicable la deducción si el pago de la factura se hace en metálico.


“La propuesta está perfectamente tasada. Las grandes rentas no podrán beneficiarse de las deducciones que hoy hemos planteado y para las que el Ayuntamiento debe instar al Ministerio de Hacienda”, ha finalizado.