Pepu Hernández: “La hoja de ruta del gobierno durante los primeros 45 días ha sido desmontar todo aquello que huele a progreso”

29/07/2019

El portavoz socialista ha afeado al gobierno de la derecha que haya boicoteado iniciativas como Madrid Central, los Foros Locales o las pancartas contra la violencia de género, entre otras. 
 
Hernández ha resumido los primeros 45 días de gobierno de la derecha: “Desmontar y destruir, por mero revanchismo, ausencia de un proyecto para Madrid o contentar a VOX”
 
“La foto de este gobierno es la de la calle Galileo: Almeida y Villacís cambiando personas por coches y sonriendo”.
 
Madrid, 29 de julio de 2019.-
“Desmontar y destruir”. Así ha resumido Pepu Hernández los primeros 45 días del gobierno de PP y Ciudadanos en la ciudad de Madrid. Hernández, que ha solicitado la comparecencia del Alcalde ante el Pleno, le ha afeado que su hoja de ruta “y su orientación política” se hayan centrado en “deshacer todo aquello que huele a progre, los últimos cuatro años de esta ciudad”. “Es muy preocupante”, ha apostillado.
 
El portavoz del Grupo Socialista ha atribuido esta manera de gobernar a tres posibles causas: por mero revanchismo hacia el anterior gobierno municipal, por la carencia de un proyecto para Madrid o por satisfacer a VOX.
 
En esa tesitura se encuentran iniciativas como Madrid Central, la campaña del Orgullo, los Foros Locales, la retirada de las pancartas contra la violencia de género, la Oficina Municipal de Derechos Humanos y Memoria o, entra otras, la reversión del proyecto peatonal de la calle Galileo.
 
Grúas, selfies y sonrisas
 
Hernández ha explicado que las primeras semanas del nuevo gobierno municipal se resumen en la imagen de Martínez Almeida y Villacís retirando las jardineras de la calle Galileo “entre fotos y sonrisas, celebrando que Madrid cambie espacios para la gente por espacios para los coches”.
 
El portavoz socialista ha alertado al Alcalde de las consecuencias que tienen decisiones como la de paralizar de facto Madrid Central. “Puede suponer que Madrid reciba una sanción millonaria que tendrán que pagar los ciudadanos por partida doble: con sus bolsillos y con sus pulmones”.
 
“Es así porque han dicho a los madrileños y también a Europa que piensan viajar al pasado, que lejos de seguir la corriente de todas las ciudades comparables a Madrid, piensan caminar hacia atrás. Y lo han exhibido entre grúas, selfies y sonrisas”. 
 
Los socialistas recurrieron la moratoria contra Madrid Central, al igual que otras organizaciones y asociaciones madrileñas, y la justicia ha ido dando la razón a estas demandas. “los intereses del Ayuntamiento deben ceder ante la protección a la salud y al medio ambiente”. Y por otro lado, aún está pendiente la posible sanción millonaria por parte de Europa si Madrid no respeta y aumenta las medidas para frenar la contaminación.
 
 “¿No les da vergüenza que el juez diga que los demandantes aportamos más y mejores datos que el propio Ayuntamiento de Madrid? ¿No les parece suficientemente contundente que los jueces digan que concurren perjuicios de imposible o difícil reparación como consecuencia de la moratoria de Madrid Central, al afectar la contaminación a la salud de las personas y al medio ambiente?”. 
 
Más allá de Madrid Central
 
Hernández también ha repasado otras de las iniciativas eliminadas por el nuevo gobierno, como la retirada de las pancartas contra la violencia machista de las fachadas de las juntas municipales regidas por el PP, la supresión del área de gobierno de Políticas de Género y Diversidad –“lo cual es una declaración de principios”- o la censura de los contenidos de la campaña del Orgullo y la bandera, sin olvidar el cierre de la Oficina Municipal de Derechos Humanos y Memoria, la paralización de las obras de construcción del Memorial a las víctimas del franquismo, en el cementerio de La Almudena y la supresión del Plan de Identificación Policial Eficaz y de los Foros Locales, principal órgano de participación ciudadana.
 
“Se nos acerca un mandato lleno de retrocesos”, ha augurado Hernández. Y frente a la vuelta al pasado, el portavoz del PSOE ha contrapuesto la posición de la ciudadanía madrileña, que quiere que “Madrid conquiste el futuro y que lo haga con los valores que hacen de Madrid una gran ciudad. Los socialistas vamos a defender ese progreso”, ha finalizado.