COMISIÓN DE DUS- REFORMA DEL PALACIO DE EL CAPRICHO

Mercedes González sobre la reforma de El Capricho: “No hay informe porque no encuentran técnico que certifique que no es necesario el plan especial”

19/09/2018

•    El PSOE fue el único grupo que solicitó la paralización provisional de las obras hasta conocer el resultado de un informe que certificara que la remodelación se ajusta a toda la normativa vigente.

Madrid, 19 de septiembre de 2018.-
La portavoz socialista en la Comisión de Desarrollo Urbano Sostenible, Mercedes González, ha afeado al gobierno que haya continuado con la remodelación del Palacio de El Capricho antes de que los técnicos elaborasen un doble informe urbanístico y medioambiental –solicitado por el PSOE y apoyado en pleno por unanimidad- para valorar si la obra requiere de un plan especial para ajustarse a los preceptos marcados por el Plan General de Ordenación Urbana.


El PSOE solicitó en mayo un informe “pormenorizado” que justificase que las obras se adecúan a las distintas normativas, “más concretamente a las obras autorizables en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, en función del grado de protección”, ha recordado la edil.


El documento debía ser realizado en el plazo de diez días pero han transcurrido cuatro meses sin que DUS ni Medioambiente (porque también hay afecciones en los jardines) hayan abierto el pico “por lo que nos gustaría saber en qué estado se encuentra este acuerdo de Pleno”, ha preguntado al delegado Calvo.


Según González, “el problema que tienen es quién es el técnico que firma que estas obras se están efectuando cumpliendo el Plan General”.


La remodelación del Palacio de El Capricho ha generado “algo más que controversia” entre los grupos políticos, vecinos y asociaciones especialistas en patrimonio. Fruto de ella, el Grupo Socialista llevó este asunto a la Comisión de Cultura y al pleno de la Junta de Distrito de Barajas, en la que se logró el acuerdo de paralizar las obras gracias al apoyo del PP y de Ciudadanos, grupos que posteriormente cambiaron su posición. Sí apoyaron, en cambio, en pleno la petición socialista de informes urbanísticos y medioambientales pormenorizados que el gobierno no acaba de aportar.