COMISIÓN PERMANENTE DE PLENO DE EQUIDAD, DERECHOS SOCIALES Y EMPLEO

Mercedes González: “Los microbarrios no son la solución a las 17.000 personas que necesitan vivienda en Madrid”

19/09/2017

Madrid, 19 de Septiembre de 2017.- La concejala socialista Mercedes González, en la CPP de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del mes de septiembre, ha recordado que, en la semana del puente de agosto, se anunció que el Ayuntamiento iba a levantar pequeños barrios (“microbarrios”) de viviendas prefabricadas para familias sin hogar en el Norte de Madrid. Una medida impulsada por la delegada del área, Marta Higueras, para acabar con la carencia de pisos sociales que sufre la ciudad y que se iniciará en San Blas. Allí se harán los primeros 70 prefabricados, que se estrenarán el próximo mes de abril.


“Higueras es la ideóloga de los nuevos “microbarrios” de Madrid”, ironiza González, quien añade que “llegarán allí donde el Ayuntamiento tenga solares y un fin social que cumplir”.


Desde el área se informa que hay 17.000 familias en lista de espera para acceder a una vivienda protegida, 8.000 en situación de emergencia y 4.500 requieren asistencia prioritaria; que la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) se quedará con cero casas en enero y que no hay plan B.


Explica la edil del PSOE que el mismo día que saltó la noticia de los “microbarrios” a los medios de comunicación, su grupo hizo una petición de información al respecto. Se les contestó que se estaban estudiando y redactando los pliegos para la contratación inmediata de 70 unidades habitacionales temporales en Ciudad Lineal –“entiendo que es un error, porque parece que es en San Blas”, puntualiza González-, 4 de ellas para personas con movilidad reducida. Está prevista la instalación de una oficina para el seguimiento social de los usuarios, una sala multiusos y una zona ajardinada. No se informa de si estas viviendas prefabricadas se van a extender a otras zonas, en qué barrios y con qué características.


Entiende González que “estamos hablando de política de vivienda”, recuerda que a la compra de un piso es a lo que dedican la mayor parte de sus rentas los ciudadanos de este país, “lo que ha supuesto el sobre-endeudamiento de las familias”, y que este es uno de los hechos diferenciales más graves de España respecto a la UE. “Hay un claro déficit de alquiler social: en nuestro país supone 3 viviendas por cada 1.000 habitantes, mientras que la media en Europa está en 39,3”. Y en Madrid apenas un 1,25% del total de viviendas son públicas en alquiler.


Admite la edil del PSOE que la herencia recibida por Ahora Madrid es muy mala, pero acusa al gobierno municipal de que, rebasado el ecuador del mandato, sigan dando bandazos en materia de vivienda. Recuerda que su grupo ya propuso crear un Fondo Social de Vivienda, revisando el acuerdo entre la EMVS y la SAREB, concertando convenios de colaboración con entidades financieras para la gestión por la EMVS de viviendas en alquiler para desahuciados y para el uso por la EMVS para arrendamiento social de pisos desocupados procedentes de la reestructuración bancaria.


“Nada de eso se ha hecho”, reprocha González, quien asume la corresponsabilidad de dar alternativas a la gente que se queda en la calle y a los demandantes de vivienda social, 9.167, que son de atención prioritaria.

“Pero estos “microbarrios” no son la solución a las 17.000 personas que necesitan vivienda en Madrid”, zanja la concejala, quien recuerda que en el franquismo también se quiso acabar con el chabolismo a través de construcciones de carácter efímero, de las que salieron las Unidades de Absorción Vecinal. “Eran de tan baja calidad que se tuvieron que desmantelar en cuanto llegó la democracia”, advierte.


Por último, Mercedes González considera los “microbarrios” “una fuga hacia delante, técnicamente muy deficientes, de difícil encaje en nuestro PGOUM y políticamente muy cuestionables, ya que nos remotan a ignotos tiempos que no queremos que se repitan en la promoción de viviendas protegidas en alquiler en nuestra ciudad”.