TERCERA SESIÓN DE LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN MADRID CALLE 30

Mercedes González: “Calle 30 fue un acuerdo entre la derecha política y la derecha económica que ha hipotecado este Ayuntamiento por 35 años”

12/09/2017

El “modus operandi” de esta connivencia entre la derecha política y económica era “objetivamente corrupto”, ha señalado la edil socialista, recordando la intervención de uno de los declarantes. 
 
Como sucedió en las anteriores, los máximos responsables políticos del gobierno del PP han eludido la comparecencia en la Comisión de Investigación sobre la reforma de la M-30.
 
Quien fuera representante del PSOE en el Consejo de Administración, Félix Arias, ha indicado que el proyecto era “objetivamente corrupto” y que no había dinero para Madrid Río.
 
Santiago Vilariño, entonces responsable de seguridad de la M-30, ha indicado que existen “carencias de seguridad” en los túneles de la circunvalación.
 
Mercedes González insta al actual Equipo de Gobierno a corregir con urgencia las carencias en seguridad de esta infraestructura que están saliendo a la luz en las sesiones de la Comisión de Investigación.
 
Madrid, 12 de septiembre de 2017.-
 
Esta nueva sesión de la Comisión de Investigación una vez más nos ha ratificado a todos que Calle 30 fue un acuerdo entre la derecha política, que en aquel momento encarnaba Alberto Ruiz-Gallardón, y la derecha económica, que encarnan las grandes constructoras de este país, para construir un proyecto megalómano que ha hipotecado 35 años de este Ayuntamiento”, ha señalado la concejala socialista Mercedes González, portavoz del PSOE en la Comisión.
 
Esta connivencia entre políticos y grandes empresarios, queda patente, según ha explicado González, en que, incluso antes de que Alberto Ruiz Gallardón ocupase la alcaldía de la capital “las grandes empresas ya habían encargado las tuneladoras y y el propio director de ese proyecto ya se paseaba con técnicos municipales sobre lo que iba a ser Calle 30, tenía estudios de movilidad, etc”. 
 
La edil socialista ha resaltado la conclusión de uno de los comparecientes en el día de hoy: “Tal y como ha dicho uno de los comparecientes ese “modus operandi” era objetivamente corrupto”, ha remachado.
 
Además, a la luz del testimonio aportado por Santiago Vilariño, responsable de Seguridad de este proyecto, ha quedado de manifiesto que esta infraestructura adolece de graves carencias en seguridad, un extremo que Mercedes Gonzalez ha instado al actual Equipo de Gobierno a corregir.
 
Por otra parte, la tercera de las sesiones de la Comisión de Investigación de la M30 ha repetido la ausencia de los principales responsables políticos del PP en la reforma de la vía de circunvalación madrileña. Hoy han denegado su asistencia los exdelegados del Ayuntamiento de Madrid de Medio Ambiente y Movilidad, Antonio de Guindos, y de Urbanismo, Pilar Martínez, igual que hace unas semanas hicieron Alberto Ruiz-Gallardón o Manuel Cobo.
 
Sin embargo sí ha comparecido el que fuera entonces representante del Partido Socialista en el Consejo de Administración de la M30, el urbanista y exconcejal Félix Arias, quien ha destacado la falta de criterio político y de rigor del Partido Popular en la construcción de una obra que ha hipotecado las finanzas de la ciudad durante 35 años. “Se ha gastado un montón de dinero para nada”, ha opinado, un sobrecoste que derivó en una obra descomunal e innecesaria que “alteró el modelo de movilidad de una ciudad en un momento con una contaminación enorme, cuando no se cumplía con la normativa del aire, con denuncias de la OMS por muertes por contaminación", ha añadido. Es más, el gobierno del PP “engañó” al Consejo de Estado al remitirle únicamente un pequeño tramo de la reforma (con la totalidad de la obra, se hubiera exigido distintas evaluaciones más concretas). “Era un proyecto objetivamente corrupto”, ha añadido.
 
A preguntas de la portavoz socialista en Urbanismo, Mercedes González, Arias ha explicado las alegaciones planteadas por el PSOE (más de 70 páginas) al proyecto y también ha subrayado que Madrid Río no estaba previsto en el planteamiento inicial del equipo del exalcalde Ruiz-Gallardón. “No había presupuesto para ello”, ha aclarado. 
 
Finalmente, Félix Arias ha expresado que este proyecto es “el hazmerreír de la mayor parte de las universidades del mundo. Esto ha servido para que otras ciudades digan que es un disparate y se demuestra  en que doce años después nadie se atreve a hacer nada que sea la mitad".
 
Por su parte, Paula Mato, Secretaria General Técnica del área de Urbanismo y Vivienda desde año 2005 hasta el 29 de julio del año 2015 y segunda compareciente de la jornada de hoy, ha basado su intervención en derivar las responsabilidades a otros departamentos municipales. “No me correspondía”, “no lo sé”, “eso es una decisión política”, han sido algunas de las respuestas a las cuestiones planteadas por Mercedes González. 
 
“En el modelo económico financiero se produce una distorsión de fórmulas, que se demostró en la anterior sesión de la comisión -ha señalado la portavoz socialista- mediante la cual el socio privado en lugar de cobrar el 20% de los dividendos, pasaría a embolsarse un montante de 22,66%. Esto es ilegal según la Dirección del Sector Público del Ayuntamiento”, le ha planteado González a la compareciente, un desfase importante que Paula Mato ha asegurado no haber detectado.
 
“Hay carencias de seguridad en la M-30”
 
El responsable de seguridad de Túneles de Calle 30, Santiago Vilariño, ha expresado que había y “sigue habiendo carencias de seguridad en la M-30”. Vilariño también ha reconocido a Mercedes González que ninguno de los túneles de la vía cumplen la normativa (estatal) y que, a pesar de que se han pagado íntegramente los sistemas de prevención de incendios en el interior, los algoritmos no funcionan correctamente. “Ningún cuarto técnico de la M30 cuenta con ventilación, no existe”, ha explicado a la concejala socialista.
 
También ha explicado que las bases de intervención están incompletas y que los agentes de intervención (algo así como bomberos de los túneles) han hecho trabajos de mantenimiento. 
 
Por su parte, el director gerente de Madrid Calle 30, Ceferino San Román, considera que los túneles de la M30 sí son seguros, aunque también ha precisado que el centro de control aún no está completo y que los equipos, con diez años de vida, comienzan a quedarse obsoletos. 
 
San Román, que procede de la empresa Ferrovial, le ha restado importancia a la posible dificultad de vigilar el contrato de la empresa de la que proviene (Ferrovial tiene participación en EMESA), tal y como ha puesto en duda la concejala socialista.
 
Asimismo, el gerente ha defendido la validez de las auditorías semestrales a pesar de que los más de 400 datos sobre los que se basa, son proporcionados por la propia empresa auditada (EMESA)
 
El ex director general de Vías Públicas del Ayuntamiento de Madrid y responsable de Madrid Calle 30 desde 2012, Pablo Usán, ha reconocido, a preguntas de Mercedes González, que los responsables del mantenimiento de esta obra eran avisados con bastante antelación sobre el día y los tramos de los túneles que iban a ser objeto de la auditoría contemplaba en el contrato de gestión de los túneles.
 
Igualmente, ha acotado que las auditorías que él dirigía no tenían por objeto identificar si se habían realizado todas las obras señaladas en los pliegos de adjudicación, ni tampoco las condiciones de seguridad, operatividad o buen funcionamiento de la infraestructura. Lo único que se comprobaba, según Usán, “era el grado de cumplimiento con los pliegos del contrato”.