COMISIÓN DE DUS

Mercedes González califica de “desperdicio social y económico” la venta de una parcela pública de la EMT a una inmobiliaria

18/04/2018

•    La portavoz socialista ha reprochado al gobierno de Ahora Madrid que se hayan saltado el punto, contenido en el acuerdo entre ambas formaciones, en el que se descartaba la enajenación de suelo o de inmuebles públicos.

•    González ha criticado al gobierno que venda esa parcela donde la EMVS podría haber levantado viviendas sociales.

•    La edil ha recordado que la delegada Higueras reconoció ayer carecer de viviendas sociales para alojar a las familias desahuciadas o con problemas sociales. “Ahí podían haber hecho pisos sociales pero lo han malvendido a una inmobiliaria”.

•    González ha recordado que el Ayuntamiento renunció al derecho de tanteo y retracto que le ofreció la EMT antes de sacar la parcela a subasta.

Madrid, 18 de abril de 2018.-

La portavoz del PSOE en la Comisión de DUS; Mercedes González, ha reprochado al gobierno de Ahora Madrid la venta de una parcela pública de la EMT a la inmobiliaria Pryconsa por 16 de millones de euros en una subasta en la que solo se presentó esta firma. “Fue una venta con conocimiento y consentimiento”, ha sostenido la edil en su argumentación ante la comisión municipal. Y fue sobre todo “un desperdicio social y económico”, ha calificado.

González -que ha indicado que el Ayuntamiento incluso rechazó el derecho de tanteo y retracto que le ofreció la EMT antes de iniciar el proceso de venta- ha criticado al gobierno que “ninguno pensara en cuántas viviendas con protección hubieran cabido en esa parcela” de más de 38.000 metros cuadrados localizados en el barrio Buenavista de Carabanchel. Este argumento lo ha vinculado con las declaraciones de ayer de la delegada Marta Higueras en la Comisión de Equidad, en las que reconoció carecer de viviendas para dar respuesta a los desalojos.

La venta de la parcela es además un incumplimiento evidente de un punto del acuerdo presupuestario suscrito entre el PSOE y Ahora Madrid, donde se decía textualmente que “el Ayuntamiento no enajenará directamente suelos o inmuebles, facilitando negocios sobre lo que en su día fue patrimonio de todos”.

“La venta de la parcela no solo incumple el acuerdo presupuestario o la ideología que se suponen que tienen, sino la obligación municipal más básica”, ha indicado González, que también considera que el precio de venta fue un auténtico desperdicio por la pérdida de suelo público y por desaprovecharlo para cubrir las necesidades de los ciudadanos”, ha finalizado.