COMISIÓN NO PERMANENTE DE INVESTIGACIÓN DE BICIMAD

Mercedes González: “Bonopark no tenía solvencia económica ni técnica para gestionar Bicimad”

27/04/2018

•    El gobierno del PP adjudicó la movilidad ciclista y la instalación y retirada de vallas a Bonopark, una empresa insolvente.


•    En 2011, Bonopark tenía una cifra de negocios de 66.368 € y en 2012 de 18.788€, y en 2013 se le dio un contrato por importe de 25.084.143,43€.


•    Bonopark no tenía solvencia técnica para el servicio de vallas y se la cedió una UTE de dos empresas que antes de la concesión a Bonopark se extinguieron o disolvieron.


•    La solvencia profesional para las bicicletas se la prestó una empresa con domicilio en Portland, que en 2014 fue adquirida por un fondo de inversión.


Madrid, 27 de Abril de 2018.- La portavoz socialista en la Comisión de Investigación de Bicimad, Mercedes González, tras la primera sesión llevada a cabo esta mañana, ha concluido tajante que “Bonopark no tenía solvencia económico-financiera ni técnico-profesional para hacerse cargo del servicio de movilidad ciclista, bicicletas e instalación y retirada de vallas que le otorgó el gobierno del PP del Ayuntamiento de Madrid”.


Recuerda que el 10 de junio de 2013 se inicia el expediente relativo al contrato integral de movilidad de la ciudad de Madrid, que se dividía en 5 lotes. Los lotes 1 a 4 correspondían a las 4 zonas en que estaba dividida Madrid y el lote 5 gestionaba la movilidad ciclista, la instalación y la retirada de vallas.


“El gobierno del PP agrupó en un mismo contrato servicios heterogéneos”, señala la edil, “convirtiendo todo el contrato en un totum revolutum” y destaca que “el lote 5 se le concede a Bonopark, una empresa que en 2011 tenía una cifra de negocios de 66.368 € y en 2012 de 18.788€, y a la que, sin embargo, se le dio un contrato por importe de 25.084.143,43€”. Y fue Transportes PESA quien le cedió la solvencia económica, “una compañía que opera en San Sebastián”.


La solvencia técnica para operar con las vallas tampoco pudo acreditarla Bonopark, así que se la prestó una UTE formada por Asfaltos Naturales de Campezo, S.A. y Erga, S.L. La primera se extinguió por fusión por absorción y la segunda fue declarada en situación concursal y se disolvió también antes de que se adjudicara el servicio a Bonopark.


Para las bicicletas, a Bonopark vino a cederle la solvencia técnico-profesional Alta Bicycles Share, INC., “una empresa domiciliada en Portland, que entró en una delicada situación financiera y en 2014 fue adquirida por un fondo de inversión”.


Por último, González ha destacado que “Bonopark empezó a prestar el servicio para el que fue contratado por el gobierno municipal del PP con un mes y medio de retraso, incumpliendo el pliego de condiciones y sin que se le impusiera ninguna penalización”.