PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Mercedes González: “Arancha Mejías va a pagar con su casa la lucha contra la injusticia así que es justo que la apoyemos”

28/09/2016

Los grupos municipales PSOE y Ahora Madrid han presentado una propuesta en la que piden a Fidere que renueve el contrato de arrendamiento a Arancha Mejías, la presidenta de la Plataforma de afectados por la venta de viviendas de la EMVS.
 
Ambos grupos han reclamado el apoyo institucional del Ayuntamiento y que se inste a los gobiernos nacional y regional para que modifiquen las normas y leyes y se eviten situaciones de indefensión como la de Mejías.
 
 
Madrid, 28 de septiembre de 2016.-
A excepción de Partido Popular, los grupos municipales del Ayuntamiento de Madrid han apoyado la iniciativa del PSOE y de Ahora Madrid para solicitar que Fidere-empresa propietaria de las casi dos mil viviendas públicas y sociales que el gobierno de Botella vendió en 2012 a precio de ganga- renueve el contrato de arrendamiento a Arancha Mejías, la portavoz de la Asociación de Afectados por la venta de viviendas de la EMVS que ha sido crítica públicamente con la operación de venta de patrimonio público impulsada por el Partido Popular en el anterior mandato municipal. 
 
La familia Mejías recibió el pasado 6 de septiembre un burofax de Fidere en el que se le informaba de que expiraba el contrato de alquiler de la vivienda del barrio de Carabanchel y no iba a ser renovado. Este bloqueo, a juicio de la concejala socialista Mercedes González, que es quien ha defendido la proposición en el pleno, se debe a las críticas públicas que la joven ha hecho “en defensa de sus derechos y de su dignidad”. “Arancha –ha lamentado la edil- va a pagar con su casa la lucha por su dignidad”.
 
González ha recordado que Mejías compareció en la Comisión de Investigación sobre la venta de viviendas de la EMVS a los fondos buitre, donde explicó al detalle las dificultades a las que estaban sometidos desde que el fondo inversor se convirtió en su casero: subida de precio, condiciones de arrendamiento más duras y, ahora, en el caso de Arancha Mejías, la pérdida de su casa.
 
“Al resto de los vecinos Fidere les ha subido la cuota hasta un 43 por ciento – a pesar de que Ana Botella aseguró que sólo cambiaría el emisor de los recibos, no su cuantía- pero a Arancha no le han dado ni siquiera esta oportunidad”, ha indicado la concejala socialista antes de apuntar que el Ayuntamiento debe apoyar a Mejías institucional y jurídicamente.
 
La proposición que ha sido aprobada incluye, además de la petición de renovación del contrato por parte de Fidere, que se solicite a las administraciones regional y nacional la modificación de las leyes de arrendamiento, para evitar que se produzcan situaciones similares a las que se han dado en la EMVS. Al texto inicial se ha incorporado una enmienda del grupo Ciudadanos.
 
“Arancha ha peleado por la justicia y la dignidad, ahora es el momento de que este Ayuntamiento la apoye y la acompañe en esta defensa. O se está en los bajos fondos o se está con le gente que cumple y merece la pena”, ha terminado Mercedes González.