PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Mercedes González: “Apoyamos el reglamento de adjudicación de viviendas de la EMVS porque sirve para dar un hogar a quienes más lo necesitan”

28/09/2016

•    La concejala cuenta con el compromiso del gobierno municipal de que pronto habrá un Reglamento nuevo, social, igualitario.


•    En la actualidad hay 9.500 demandantes, de los que 6.300 están fuera de recibir un piso de protección con el reglamento vigente.


Madrid, 28 de Septiembre de 2016.- La portavoz socialista en Desarrollo Urbano Sostenible, Mercedes González, en el Pleno municipal del mes de septiembre, ha votado a favor del Reglamento de Adjudicación de Viviendas con protección pública a aplicar por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid, S.A. (EMVS).


“Este no es nuestro Reglamento, este es el del PP y esto es un parche”, precisa la concejala del PSOE, “pero lo vamos a apoyar porque sirve para que accedan a una casa quienes más lo necesitan y con el compromiso del gobierno municipal de que pronto tendremos un Reglamento nuevo, social, igualitario, con una política real de vivienda que entrará en vigor en el menor tiempo posible”.


Piensa González en quienes tienen más dificultad para acceder a una vivienda: jóvenes, familias monoparentales, mayores, inmigrantes, mujeres víctimas de violencia de género y sectores vulnerables excluidos en estos momentos por la crisis económica que estamos viviendo hace varios años.


“El instrumento que tiene el Ayuntamiento para hacer política de vivienda es la EMVS, cuyo objetivo fundamental ha de ser contribuir al acceso a una vivienda digna, derecho contemplado en el artículo 47 de nuestra Constitución”, sentencia la edil.


Y la EMVS tiene que tener un Reglamento de Adjudicación que sirva para cumplir dos objetivos: llegar a los que más lo necesitan y basar la política de vivienda no solo en la venta, como defendía el PP cuando gobernaba, sino también en el alquiler.


“Con el reglamento actual, vigente desde 2008 y modificado en 2012, se adjudican viviendas a familias con ingresos entre 52.000 y 70.000 euros, es decir, a aquellos que pueden acceder al mercado libre, dejando fuera a los más vulnerables”, advierte González. Al comienzo de este mandato había 2.200 pisos sin adjudicar, ahora hay solo 1.200, “pero sigue siendo un crimen que, habiendo gente que lo necesita, haya casas vacías”.


En la actualidad hay 9.500 demandantes, de los que 6.300 “están fuera de recibir un hogar de protección con el reglamento vigente. Por eso hemos votado a favor de esta propuesta del gobierno municipal”.