INTERPELACIÓN SOBRE POLÍTICA DE REHABILITACIÓN DE VIVIENDA EN EL PLENO

Mercedes González: “Aguirre dejó colgadas a miles de familias cuando frenó el plan de rehabilitación y ahora el gobierno del cambio hace lo mismo”

26/09/2017

•    La portavoz socialista en Urbanismo ha repasado tres de las vías por las que el Ayuntamiento de Madrid podría haber dado un impulso a las políticas de rehabilitación de vivienda. “En las tres, el área de Urbanismo no ha sabido gestionar las ayudas.

•    “Hay demasiadas coincidencias entre el urbanismo del PP y de Ahora Madrid”.

•    Sobre la primera fase del plan MAD-RE, González ha denunciado que se han dejado colgadas a 15.000 familias que solicitaron ayuda.

•    Con respecto a las ayudas estatales a la rehabilitación, la demora en la tramitación de las licencias de obra por parte del Ayuntamiento, han producido que se perdieran unos dos millones de euros en ayudas. Madrid ha sido el único ayuntamiento que ha perdido ayudas por esta razón.

•    El plan Madrid Regenera únicamente aborda los espacios públicos “cuando Madrid lo que requiere es un estrategia de rehabilitación integral como la que hizo Leguina y que acabó con miles de infraviviendas de la ciudad”, ha señalado.

•    “La gestión de las ayudas a la rehabilitación es sonrojante, es un desastre absoluto digno de dimisiones en el área de Urbanismo”, ha indicado.

Madrid, 26 de septiembre de 2017.-

La portavoz de Urbanismo del Grupo Municipal Socialista, Mercedes González, ha señalado que la política de urbanismo del PP “tiene demasiadas coincidencias con la de Ahora Madrid”. Analizados los resultados en los que ha basado sus argumentos para interpelar al gobierno municipal sobre las iniciativas de rehabilitación de vivienda, González ha recordado que Esperanza Aguirre dejó colgadas a miles de familias “cuando frenó el Plan de Rehabilitación y ahora, el gobierno del cambio hace lo mismo”.


La edil del PSOE ha afeado al gobierno que no haya sabido gestionar las tres vías por las que la administración municipal puede articular las subvenciones para remodelar el parque inmobiliario de la capital, como son el Plan MAD-RE –que actúa sobre las Áreas Preferentes-, el Plan Estatal de Rehabilitación de Vivienda 2013-16 (prorrogado en 2017) y el programa municipal Madrid Regenera, que gestiona los Planes de Barrio.


Pues bien, de las 1.475 solicitudes (edificios) del Plan MAD-RE, el gobierno denegó “por agotamiento presupuestario” 906 peticiones, de las 382 estimadas tan sólo se han concedido 163, y no ha cobrado nadie las ayudas que comenzaron a tramitarse en junio de 2016. “Dicho de otro modo –ha explicado González- de las 24.552 familias que solicitaron ayudas a la rehabilitación, han dejado colgadas a 15.035 familias”.


No es mejor el balance de la gestión municipal sobre las ayudas del Plan Estatal de Rehabilitación de Vivienda: Los 3.159 beneficiarios del Plan Estatal de Rehabilitación pertenecientes a las ARRUS (Área de regeneración y renovación urbana) no han cobrado aún los 6,5 millones que transfirió la Comunidad al Ayuntamiento, en el mes de febrero y tampoco se han realizado las obras de reurbanización de los espacios públicos previstos, que suponían una inversión de 10,2 millones de euros, de los cuales el Ministerio aportaba cerca de 4 millones “que corremos el riesgo de tener que devolverlos por falta de justificación de la inversión”, ha criticado González.


En la segunda “pata” de este plan estatal, el Programa de fomento de rehabilitación edificatoria, González ha lamentado que se hayan perdido dos millones de euros “porque el Ayuntamiento no concedió las licencias de obra a tiempo a los interesados. El Ayuntamiento de Madrid es el único de toda la Comunidad de Madrid que ha provocado esta situación. En ningún otro Ayuntamiento se han perdido ayudas por esta razón”.


Y, finalmente, Madrid Regenera, otra vía para la rehabilitación que el gobierno municipal está desaprovechando, según el análisis de datos de la concejala: 10 millones de euros en 2017 para procesos de revitalización y regeneración de barrios vulnerables. ¿Resultado? “Lo han reducido a un plan que solo actúa sobre una parte del espacio público, incumpliendo el acuerdo con el PSOE, una vez más”, ha lamentado González.


“Alguien debería asumir alguna responsabilidad por este desastre de gestión”, ha reclamado la socialista, para quien el análisis de las políticas de rehabilitación desarrolladas por el Ayuntamiento de Madrid “arroja un balance lamentable, es un desastre absoluto y es digno de dimisiones en el Área de Urbanismo”, ha reclamado la edil.


Finalmente, González ha reprochado que “un gobierno que se autocalifica del cambio permita por incapacidad e ineficiencia que se pierdan o se demoren años la concesión de ayudas para la rehabilitación a familias que tanto las necesitan y que ponga en cuestión el objetivo de estas políticas: el reequilibrio territorial, y la sutura de esa enorme brecha norte-sur que generaron las políticas urbanísticas del PP durante sus 26 años de gobierno”, ha finalizado.