COMISIÓN DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE

Mercedes González afea a Calvo que autorice un Mercadona “con calzador” en San Blas pero desestime otro en Arganzuela para evitar un conflicto interno

24/05/2017



•    El Grupo Socialista considera lamentable la arbitrariedad de Ahora Madrid para autorizar la instalación de un supermercado de esta cadena en el distrito de San Blas –a pesar de la contestación vecinal- y de desestimar otro en el Paseo de las Delicias.

•    “Me parece muy injusto que los vecinos de la calle Estocolmo se comieran un Mercadona que no cabía y ahora José Manuel Calvo deniegue otro en Arganzuela solo por huir de un conflicto interno con Romy Arce”, ha explicado Mercedes González.

Madrid, 25 de mayo de 2017.-

Mercedes González ha subrayado la falta de criterio de Ahora Madrid a la hora de adoptar algunas decisiones urbanísticas relacionadas con la instalación de nuevos supermercados en la ciudad. “Cuando la administración no tiene criterio, presenciamos que autoriza un Mercadona “con calzador” en la calle Estocolmo, argumentando la creación de empleo y a pesar de las numerosas alegaciones contrarias de los vecinos, a la vez que desestima la instalación de otro supermercado de esta cadena en Arganzuela por evitar un conflicto interno en el gobierno local”.


“¿No hay paro en Arganzuela?”, ha preguntado la portavoz socialista en Urbanismo antes de apuntar que los criterios usados por el área de DUS para autorizar o denegar la instalación de estos nuevos supermercados no obedece a criterios urbanísticos.


“Usted, señor Calvo, no deniega este Mercadona por las alegaciones, ni por los usos, ni por las clases de uso, ni por el cambio de uso. Lo deniega por el rechazo de su compañera presidenta de Arganzuela y por huir de un grave problema interno. Esos no son motivos urbanísticos, como tampoco lo fueron cuando autorizaron el Mercadona en la calle Estocolmo”, ha detallado.


La concejala ha recordado que la denegación del de Arganzuela es “difícil de comprender”, no por su complejidad técnica sino por las contradicciones que se han producido en la tramitación del plan especial correspondiente “que podrían generar indefensión en los administrados e incluso ponen en entredicho la propia actuación del Ayuntamiento”.


La concejala socialista ha señalado que la arbitrariedad conduce a una inseguridad jurídica que esta ciudad no puede permitirse y ha recordado que el recorrido del Mercadona de San Blas es similar al de Arganzuela, en cuanto a contradicciones, “pero al revés”.


“Lo siento pero los socialistas no podemos ser cómplices de la arbitrariedad y menos si viene generada por un problema interno. Es una pena que el urbanismo en Madrid esté al albur del enfrentamiento de las no sé cuántas almas que Ahora Madrid tiene en su seno, porque así no se hace una ciudad distinta, así simplemente se está preso”, ha finalizado.