COMISIÓN DE CULTURA Y DEPORTES DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Mar Espinar reclama “un urgente cambio de rumbo” en la gestión de Madrid Destino

20/02/2017

•    Espinar ha señalado que Madrid Destino “ha disparado” sus propias previsiones de contratación: según los datos facilitados en el Consejo, la plantilla actual es de 520 trabajadores cuando el  cálculo para todo el 2017 era de 489 personas. “Y los procesos de selección tampoco se ajustan a la ética que debe primar en una empresa pública”

•    “Están convirtiendo a Madrid Destino en el buque insignia de la opacidad y de la cultura invisible”, ha reprochado la edil socialista que considera que requiere “un cambio urgente de rumbo”.
Madrid, 20 de febrero de 2017.-


La portavoz socialista en la Comisión de Cultura y Deportes, Mar Espinar, ha reclamado un “cambio urgente en la gestión de Madrid Destino”, fundamentalmente en lo que se refiere a la contratación de personal, a la escasa transparencia con la que facilitan la información de actividades y en su relación con el Comité de Empresa.


 “Madrid Destino –ha explicado la portavoz socialista en Cultura, Mar Espinar- disparó en 2016 sus propias previsiones de contratación para todo el año 2017”. En diciembre, la empresa pública tenía en plantilla 520 trabajadores (511 más directivos), 31 personas más que las 489 previstas para todo el año que acaba de comenzar.


Espinar también ha afeado el sistema de contratación: seis ofertas simultáneas que desaparecen de la web rápidamente o procesos de selección que no se ajustan a la transparencia esperable en la administración pública que han terminado, de momento, en una inspección de trabajo “que podría sancionar a la dirección de la empresa”.


La concejala tampoco ha admitido el incremento de actividad como justificación de las nuevas contrataciones “porque la actividad quizá ha aumentado con algún proyecto pero tenemos constancia de que han dejado de hacer otros y, además, subcontratan muchas actividades”, ha explicado.


El Comité de Empresa también ha denunciado trabas a la negociación colectiva, restricciones a las obligaciones de información por parte de la actual dirección, y falta de transparencia en los procesos de selección del nuevo personal, formulando denuncia al respecto ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.


“Nos preocupa tanto la situación actual como sus posibles efectos sobre la viabilidad futura de la empresa y de los puestos de trabajo.  Están convirtiendo Madrid Destino en un proyecto de cultura invisible, en el buque insignia de la opacidad.  Son incapaces de gestionar y esto requiere un inmediato cambio de rumbo”, ha insistido la edil socialista para terminar su intervención.