COMISIÓN DE CULTURA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Mar Espinar llama la atención por el nuevo retraso en el cobro de las nóminas de las trabajadoras de la Real Fábrica de Tapices

18/06/2018

•    La concejal socialista se ha interesado en la Comisión de Cultura por la situación laboral de la plantilla de la Real Fábrica de Tapices.

•    Espinar ha puesto el acento en que se evite la situación “insostenible” que padeció la Real Fábrica en 2015, con retrasos de meses en el pago de los salarios a las trabajadoras.
Madrid, 18 de junio de 2018.-

La portavoz socialista en la Comisión de Cultura, Mar Espinar, ha llamado la atención sobre el nuevo retraso en el cobro de las nóminas que están padeciendo las trabajadoras de la Real Fábrica de Tapices.

La edil ha recordado que a comienzo del mandato en vigor, la situación de la Real Fábrica de Tapices era “insostenible”: la plantilla, en su mayoría mujeres, llevaba meses sin cobrar y la actividad empresarial de la fábrica caía en picado. Entonces, el Grupo Municipal Socialista trabajó concienzudamente por resolver la situación de agonía de la institución centenaria y consiguió que las tres administraciones con responsabilidad en la Real Fábrica se pusieran de acuerdo para lograr una solución.

Se nombró un administrador, Alejandro Klecker, que presentó un plan de viabilidad basado en incrementar la carga de trabajo y sacar más y mejor partido a las instalaciones de la Fábrica –un edificio histórico del distrito de Retiro catalogado como Bien de Interés Cultural- y la calma volvió a la Real Fábrica.

“Parecía que iba bien –ha destacado Espinar- pero de nuevo hemos conocido retrasos constantes en el cobro de los salarios, que la carga de trabajo está disminuyendo y que los trabajadores están siendo relegados a tareas que no son estrictamente las suyas”.

“Sabemos que hay una subvención nominativa del Ayuntamiento de Madrid a la Real Fábrica de Tapices pero hemos comprobado que ha decrecido con respecto a años anteriores”, ha indicado la edil, que también ha expresado dudas sobre si será una cantidad suficiente para poner al día las cuentas “y evitar un bucle de apaños”, ha finalizado.