COMISIÓN DE DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE

Mar Espinar considera “urgente” que el Ayuntamiento fije los criterios para proteger y poner en valor el arte urbano de Madrid

18/05/2016

•    La portavoz socialista en Cultura ha preguntado por la desaparición del mural “Todo es felicidá”, del artista Jack Babiloni y ha lamentado la falta de un criterio común entre las áreas de Urbanismo y Cultura. 


•    Espinar considera “urgente” abordar las vías para que el Consistorio pueda proteger y poner en valor todo lo referente al arte urbano


•    “De poco sirve buscar muros y medianeras si, a la par, se destruyen las referencias ya existentes”, ha señalado la concejala socialista


Madrid, 18 de mayo de 2016.-
La portavoz socialista en la Comisión de Cultura, Mar Espinar, ha calificado de “urgente” que el Ayuntamiento de Madrid fije los criterios para proteger y poner en valor el arte urbano en la ciudad de Madrid. Tras preguntar en la Comisión de Desarrollo Urbano por el borrado del mural del artista Jack Babiloni, en la calle Orellana de Madrid, Espinar ha reclamado al gobierno municipal un criterio común entre las áreas de Cultura y Urbanismo en la protección y promoción del arte urbano.


“De poco sirve buscar muros y medianeras si, a la par, se destruyen las referencias ya existentes. Hemos perdido, pese a la creación de la comisión específica, parte de nuestro patrimonio cultural del Siglo XX. Además, ni se ha tratado de proteger lo que ya tenemos de patrimonio del Siglo XXI, como era el caso de Todo es Felicidá. Hay que comenzar a catalogar y a revisar la legislación existente”, ha reclamado.


La concejala ha explicado que “Todo es felicidá” se realizó durante el periodo comprendido entre el 4 y 28 de Mayo de 2008 y “pretendía ser un referente del arte urbano que ha sido borrado por decisión de la corporación. Incluso atendiendo a la legalidad, tenemos dudas  de si el Área de Urbanismo, al igual que la de Cultura, están trabajando para poder evitar que ocurran de nuevo situaciones como las que han acabado con el borrado de una obra querida por los vecinos y la ciudadanía”.


La portavoz socialista, que se ha destacado por proponer un espacio en Madrid para el artista Muelle y por promover la iniciativa de arte urbano Pinta-M (que se aprobó en el pleno recientemente), echa de menos una implicación mayor de las administraciones en la protección e impulso de este tipo de manifestación artística. “Aquí encontramos el primero de los problemas”, ha indicado Espinar, al que en el caso del Ayuntamiento de Madrid ha sumado la falta de un criterio común entre las áreas de Urbanismo y de Cultura en lo referente a la obra de Babiloni. “Sabemos que Urbanismo se mostró en desacuerdo con la destrucción del mural”, una negativa que desafortunadamente no sirvió para salvar la obra.


“Les pido que hablen con sus compañeros de Cultura y marquen una línea única de trabajo, que evite un resultado similar al de este mural. Cuando vayan a tomar una decisión de este calado, hagan todo lo posible para que se pueda valorar con datos objetivos”, ha finalizado. 
En el 2014, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte aprueba el Plan Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del Siglo XX, representado por una comisión en la que están presentes diversas administraciones y expertos en la materia. Entre los objetivos del Plan destacaba paliar los efectos del desconocimiento de los bienes culturales del Siglo XX en España, a través de criterios patrimoniales, para su documentación, investigación, protección, intervención, formación y fomento.