EL PLENO APROBARÁ TAMBIÉN UNA PROPUESTA PARA REVISAR EN PROFUNDIDAD EL MODELO DE LOS CIE

Madrid dotará con una tarjeta de identificación a la población inmigrante en situación irregular

02/11/2016

Madrid, 28 de octubre de 2016.-


Con la oposición de los grupos municipales de derechas, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid reanudado hoy ha aprobado una propuesta socialista que pone en marcha la llamada “tarjeta de vecindad” que ofrecerá un documento de identificación a la población inmigrante en situación irregular administrativa, permitiéndole de esta forma certificar su arraigo, paso previo para conseguir la regularización. La tarjeta también facilitará el acceso a los servicios municipales y permitirá a medio plazo el desarrollo de programas de inserción social y laboral personalizados.


Igualmente, la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, que fue la encargada de defender esta propuesta ante el Pleno, se refirió a la aprobación por parte del Pleno de una moción de urgencia pactada entre el PSOE y Ahora Madrid en la que se reclama una reforma en profundidad del modelo de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) que finalmente lleve incluso a su cierre y que, en el entretanto, garantice el respeto a los derechos de los internos y se emplee la reclusión de inmigrantes irregulares como una medida extrema, de carácter excepcional.
Con ambas iniciativas, “se trata de ponernos en la piel de los que se quedan fuera del sistema por no saber o no poder acceder a él. Ustedes se reprochan a menudo que unos quieren derribar el sistema y otros sostenerlo, hay gente que no tiene siquiera la posibilidad de planteárselo. Simplemente no están en nuestro sistema a pesar de vivir a nuestro lado. Esta tarjeta de vecindad que les proponemos no es una panacea pero puede ayudar a saltar muchos obstáculos”, señaló Causapié.

Aunque la posesión de la tarjeta de identificación no lleva aparejado ningún reconocimiento de nuevos derechos “no se trata de conceder privilegios a los inmigrantes, se trata de no añadir discriminación a la situación de discriminación que ya de por sí sus circunstancias vitales les marcan”, si será una herramienta de utilidad para incrementar los lazos entre la población inmigrante y la de acogida, facilitando su integración y autoestima y permitiendo, en una segunda fase, la creación de políticas sociales personalizadas en función de las necesidades de cada persona, ya sean ayudas a la escolarización de sus hijos, perfeccionamiento o conocimiento del idioma, ayudas a su empleabilidad y, en conversación con el consorcio de transportes, la concesión del abono de transportes.

La portavoz socialista ha explicado que la propuesta de su grupo, que ya figuraba en el programa electoral del PSOE,  ha sido desarrollada en colaboración con muchas organizaciones especializadas en el trabajo y ayuda a la población inmigrante. “Estas ONG’s no sólo apoyan nuestra propuesta, sino que se han ofrecido a colaborar con el Ayuntamiento en su difusión e implantación, algo que agradecemos y nos enorgullece”.

Esta tarjeta de identificación, que en un futuro debería poder extenderse a toda la población de la ciudad, sea cual sea su situación administrativa, también llevará aparejado el acceso a otros servicios municipales, como los centros deportivos o culturales, y debería facilitar su integración en la actividad económica no marginal.

“Es importante tener en cuenta la necesidad de trabajar para incorporar a la economía formal a personas que están en actividades que no deseamos, y me refiero a los manteros pero también me puedo referir a personas que están en redes de explotación laboral e incluso sexual, y que están atrapadas en ellas ante la falta de alternativas”, ha señalado la portavoz socialista.

PROPUESTA SOBRE LOS CIE

Asimismo, Causapié ha adelantado en su intervención que su grupo ha llegado a un acuerdo con Ahora Madrid para aprobar conjuntamente una moción sobre la situación de los CIE, especialmente el centro ubicado en Madrid.

“Por último, quiero hacer referencia a un debate que se producirá esta tarde, y que quiero situar en este contexto. Vivimos en mundo global y el hecho migratorio es una realidad que escapa a nuestra voluntad. La gente quiero tener oportunidades para vivir, muchas personas huyen de la guerra, del hambre, de la persecución a veces por motivos religiosos, políticos, de orientación sexual, etc… Sabemos que es difícil, pero quiero reclamar que esta ciudad sea un espacio de solidaridad y de convivencia”, ha reclamado Causapié.


La portavoz socialista ha denunciado que la única alternativa que se ofrezca en nuestra ciudad a las personas que vienen huyendo de la guerra y la persecución, sea el internamiento. "se está abusando del internamiento, y ustedes lo saben”, ha subrayado, al tiempo que ha reclamado que se exploren nuevas vías de actuación que garanticen los derechos de la población migrante.


En este sentido, Causapié ha resaltado la importancia de realizar campañas entre los inmigrantes para estimular su empadronamiento, un trámite que se debería simplificar para conseguir una mejor integración de las personas que llegan a nuestra ciudad. Aunque muchas de las medidas a adoptar, ha reconocido Causapié, son competencias del Gobierno español “y no pretendemos entrar en sus competencias, pero son personas que están en esta ciudad, y mientras están aquí, sea de manera permanente o temporal, deberíamos compartir con ellas y ellos un poco de nuestro bienestar, nuestros derechos y también de nuestra libertad”.


La moción pactada con el equipo de Gobierno, que plantea el cierre del CIE, reclama una investigación en profundidad de los sucesos ocurridos en el CIE de Aluche el pasado 19 de octubre, insta a respetar los derechos de los internos y facilitarles una adecuada asistencia médica, social y legal.