LA PORTAVOZ SOCIALISTA PURIFICACIÓN CAUSAPIÉ PROPONE UN FUERTE INCREMENTO PRESUPUESTARIO PARA POLÍTICAS SOCIALES EN EL PRÓXIMO EJERCICIO

Los socialistas presentan alternativas concretas para construir un Madrid más solidario, que genere empleo y cuide de sus vecinos

15/10/2015

•    Mediante la potenciación de los servicios de teleasistencia, ayuda domiciliaria y otros cuidados se pueden crear 1.500 empleos en el sector


•    Además, la rehabilitación de las viviendas puede aportar otros 65.000 empleos a la ciudad


•    Causapie propone la contratación de personas mayores de 55 años y personas con discapacidad a través de la extensión de las cláusulas sociales en la contratación pública.


Madrid, 14 de octubre de 2015.-
La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha enumerado un conjunto de propuestas para potenciar la creación de empleo en la ciudad de Madrid, en el marco del Pleno Extraordinario celebrado hoy sobre “modelo de ciudad”. “Si somos capaces de atender adecuadamente a las personas en situación de dependencia y a las personas mayores estaremos creando 1500 empleos nuevos favoreciendo el cuidado de los mayores y la incorporación laboral de profesionales. A estos podríamos sumar otros 65.000 empleos en la rehabilitación de viviendas en la ciudad, de los cuales 12.500 podrían crearse en el próximo año”, ha explicado Causapié.

“Un modelo de ciudad sostenible es aquel que cuida del entorno y de las personas, sobre todo de las más vulnerables. Es un modelo equilibrado en lo territorial y cohesionado en lo social, en definitiva un modelo que busca el desarrollo económico y social buscando el bienestar del conjunto de la ciudadanía. Un modelo que trabaja a favor de la libertad real, que solo es posible desde la igualdad de oportunidades” ha relatado la portavoz socialista.
Causapié ha criticado el modelo de ciudad impulsado durante estos últimos años por el PP, un modelo que profundizaba las desigualdades sociales entre los ciudadanos y que agigantaba los desequilibrios territoriales en la ciudad agrandando las diferencias entre los distritos del norte y del sur. En  este sentido, Causapié ha apostado por un cambio radical de modelo: “Este debate debe servirnos para marcar y definir qué queremos que pase en Madrid a partir de ahora, pero para ello, es imprescindible saber bien en primer lugar cómo no queremos que sea esta ciudad y cuáles son los principales puntos débiles y amenazas que debemos sortear.

En estos meses, hemos visto como el gobierno de Ahora Madrid no parece tener muy claro la ciudad que no quiere, ya que con algunas de sus decisiones está continuando y por tanto consolidando el modelo urbanístico que el PP ha implantado en esta ciudad durante 25 años.

Mi Grupo está y estará en frente de esta política ya para nosotros la continuidad de este modelo, supone condenar a nuestra ciudad a un crecimiento sin rumbo y sin equilibrio social. A ustedes les votaron y nosotros les apoyamos, para que esta ciudad cambiase de una vez por todas. Madrid necesita un urbanismo tranquilo y valiente que haga una ciudad más justa. Si apuestan por ello, no tengan ninguna duda de que estaremos a su lado. Les esperamos en este camino”, puntualizó Causapié.
De igual manera, ha señalado los tres grandes retos que deben marcar el futuro de la ciudad de Madrid para los socialistas:
Un nuevo urbanismo: “Es prioritario hacer urbanismo para la gente, un urbanismo concebido para solucionar sus problemas, con su participación y no exclusivamente como negocio inmobiliario, contando con la participación de los agentes sociales y ciudadanos, con la transparencia necesaria en una toma de decisiones colegiada y adaptando su gestión a los fines definidos en proyectos estratégicos y modelos de desarrollo sostenibles”.
Un avance en el derecho a la vivienda, que contemple un plan de rehabilitación de las 120.000 infraviviendas que persisten en la capital, una medida que podría generar 65.000 empleos en la legislatura, 12,500 de ellos en este próximo ejercicio. Unido a ello, la potenciación del alquiler en general y especialmente a los  colectivos en situación o riesgo de exclusión social. “Nuestro objetivo es que el 30% del parque de viviendas de Madrid se oferte en alquiler. Para ello, se debe potenciar el Servicio Municipal de Alquiler, sacando al mercado más viviendas con el objeto de reducir su precio medio (10% aprox.) así como un conjunto de garantías en el proceso para propietarios y arrendatarios”, puntualizó la portavoz socialista.
Por último, Causapié ha señalado la necesidad de recuperar el suelo industrial en la ciudad como base para el crecimiento económico. “Madrid necesita urbanizar más suelo industrial. El Ayuntamiento ha hecho una clara dejadez de funciones en este aspecto, renunciando a inducir a los propietarios de estos suelos para que cumplan con sus obligaciones urbanísticas y ejecuten los desarrollos en los plazos previstos. Un ejemplo son los grandes desarrollos industriales que desde 2005 están prácticamente parados, como por ejemplo Vereda del Salobral, Los Llanos y los Aguados en Villaverde, La Marsala en Vicálvaro”.
La ciudad que cuida
“Los socialistas creemos firmemente que los poderes públicos deben garantizar la igualdad en el acceso de los servicios y recursos públicos. Por ello es importante hablar de la ciudad que cuida y que debe ocuparse de aquellos que necesitan ser cuidados así como apoyar a los que cuidan.

Si no somos capaces de proporcionar las condiciones mínimas para que las personas puedan permanecer en su entorno les estaremos restando calidad de vida y oportunidades”. Ha señalado Causapié, quien ha desgranado un conjunto de medidas, en el marco de la atención a las personas mayores y a los colectivos de la dependencia, que, al tiempo que mejorarán la calidad de vida de estas personas, son fuente indiscutible de creación de empleo sostenible y de calidad.
En este sentido, la portavoz socialista ha apostado por la incorporación de las clausulas sociales a la contratación municipal, haciendo valer la condición del Ayuntamiento como uno de los principales contratadores de la ciudad para facilitar el acceso al empleo a las personas con mayor dificultad para la reinserción laboral, por su edad, preparación o condiciones sociales o de salud.
Antes, el gobierno del PP, alegaba la imposibilidad legal de ir más allá de las cláusulas relativas a la contratación de personas con discapacidad -en aplicación de la LISMI- y también se mencionaba la limitación a la libre concurrencia que eso suponía. Desde el pasado sábado 10 de octubre, todas las administraciones cuentan con el claro respaldo legal para introducir estas cláusulas. Es más, se obliga a que exista un porcentaje de contratos denominados “reservados” para los Centros Especiales de Empleo y a empresas de inserción social” ha remachado Causapie.
Pero los socialistas quieren ir un poco más allá y extender esta preferencia a determinados colectivos. Causapie ha explicado que “nos referimos, por ejemplo, a los desempleados mayores de 55 años cuyo crecimiento ha sido exponencial en estos años de crisis económica, y donde, además, se concentran parados que reúnen las características propias de personas en riesgo de exclusión social: mayoritariamente son mujeres, son parados de larga duración, han agotado las prestaciones por desempleo, tienen dificultades para la recualificación profesional, y suelen tener cargas familiares (hijos y/o mayores a su cargo).
Por eso creemos que hay que hacer un verdadero Plan dirigido a las personas mayores, a la atención a la dependencia y a la promoción del envejecimiento activo, teniendo especialmente en cuenta las competencias que tiene el Gobierno municipal. Frente a anteriores Gobiernos que no querían asumir la política social a la que calificaban de “competencia impropia” para no asumir la responsabilidad que suponía, este debe ser el tiempo del compromiso con la política social”.

Igualmente, se deben reforzar aquellos servicios que permiten cuidar a las personas a la vez que siguen viviendo en sus hogares. Es el caso del Servicios de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia, así como de los Centros de Día y Ayudas técnicas diversas.

Por ello, los socialistas “proponemos ampliar la teleasistencia al 100% de las personas mayores de 80 años, siempre que la soliciten e incrementar un 25% el número de usuarios (37.107 usuarios más) y generar más de 100 puestos de trabajo.

Y además proponemos ampliar el Servicio de Ayuda a Domicilio al menos un 25% más en este periodo, priorizando a las personas mayores de 80 años, y aquellas que estén en algún grado de dependencia, incluido el grado I, paralizo por el Gobierno del PP durante los últimos años.
 Además, tal y como señala el PSOE en su programa electoral es importante incrementar los centros de día de mayores, a fin de favorecer la rehabilitación de aquellos que lo necesitan, teniendo en cuenta las necesidades de quienes están en situación de dependencia, así como aquellos con Alzheimer y demencias.

Desde el Grupo socialista proponemos un Plan para promover el Envejecimiento Activo en Madrid, dirigido a las 640.000 personas mayores, donde impulsemos medidas de participación, formación y educación – Universidades de Mayores , prevención de salud, cultura, voluntariado, actividad física, formación y participación digital, vivienda, eliminación de barreras y accesibilidad, etc..