COMISIÓN DE EQUIDAD, DERECHOS SOCIALES Y EMPLEO

Ignacio Benito quiere “más información” del gobierno sobre los empleados no cualificados forzados a dar atención sanitaria

21/11/2017

 • El portavoz socialista en la Comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo ha preguntado por este asunto tras conocer que ha habido profesionales no sanitarios del servicio de teleasistencia que se han visto forzados por la empresa adjudicataria a realizar trabajos para los que no están cualificados.

 
El edil socialista ha avanzado su intención de pedir al gobierno el expediente completo de adjudicación, incluyendo la póliza de responsabilidad civil que debe acompañar siempre a estos actos médicos.
 
En la misma comisión, el edil socialista ha preguntado por los planes del gobierno para reforzar la información, vigilancia y control de los conserjes en los colegios públicos de la capital tras conocer que el Ayuntamiento planea cubrir las bajas con la “privatización” del servicio.
 
Madrid, 21 de noviembre de 2017.-
 
El portavoz socialista en la Comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Ignacio Benito, ha preguntado en la comisión del ramo por la situación de algunos profesionales no sanitarios del servicio de teleasistencia que se han visto obligados por la empresa adjudicataria del servicio y bajo amenaza de expediente disciplinario, (e incluso de despido), a realizar trabajos para los que no están cualificados.
 
En concreto, Benito ha relatado que algunos trabajadores de este servicio municipal pero externalizado se han visto forzados a determinar el nivel de consciencia, orientación, reactividad pupilar, ritmo o frecuencia cardiaca o toma de tensión arterial, actividades para las que no están cualificados. 
 
Es más, según ha explicado el concejal, los Pliegos de Prescripciones Técnicas del vigente contrato para la prestación del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria establecen con claridad en la definición del servicio que “no presta” atenciones de carácter sanitario (atención médica, manipulación de aparatos o instrumentos que precisen de conocimientos médicos, que sean competencia de personal sanitario).
 
“La realidad es bien distinta, porque la Delegada y los responsables de la Dirección General de Mayores son conocedores de las denuncias de los trabajadores de la Unidad de Apoyo a Domicilio de la exigencia de la empresa Asispa (adjudicataria de uno de los lotes del Servicio de Teleasistencia), que realizan determinaciones de carácter médico, lo que la propia empresa define como “toma de constantes vitales”.
 
El edil socialista ha añadido que la empresa no ha negado este extremo sino que lo justifica alegando que no son procedimientos “complicados” y que todo su personal y “tiene formación en primeros auxilios como mínimo”. 
“Ya les adelanto que vamos a tramitar una petición de información, incluyendo la póliza de responsabilidad civil que debe acompañar siempre a estos actos médicos. Porque, de no estar cubiertos estos riesgos, supongo que son conscientes que el responsable final es este Ayuntamiento de Madrid”, ha avanzado. 
 
Conserjes “privatizados”
En la misma comisión, Ignacio Benito ha preguntado al gobierno por su intención de modificar el actual modelo de POSIS en los colegios, los conocidos coloquialmente como conserjes.  El concejal ha señalado que desde 2016 se están registrando problemas derivados de la falta de personal.
 
La situación de estos trabajadores puede empeorar aún más”, ha augurado el edil, ya que el Área convocó el pasado mes de septiembre un concurso para contratar, mediante una empresa privada, 50 auxiliares de información, atención al público y control de colegios y Centros de Educación Especial para cubrir las vacantes de conserjes. 
 
“Se trata de un hecho inédito en la historia municipal que ha levantado la alarma entre los sindicatos y en el colectivo de más de 500 conserjes que prestan servicio en la actualidad. Y esta alarma se ha producido porque por primera vez un gobierno del Ayuntamiento de Madrid va a sustituir funcionarios POSIS de los colegios por trabajadores contratados por una empresa privada., lo que constituye una privatización en toda regla. Pedimos que se paralice el concurso” ha exigido el edil.
 
"Ustedes se presentaron a las Elecciones con agresivos planes de remunicipalización que no solo no han cumplido, sino que ahora privatizan nuevos servicios”, ha finalizado.