PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID- RECORTE HORARIOS CENTROS DE SALUD

Ignacio Benito alerta de los efectos de recortar horarios en atención primaria: más tiempo de espera, derivación a la privada y sobrecarga en las urgencias

29/01/2019

•    El concejal socialista ha presentado una proposición en el pleno del Ayuntamiento de Madrid para que se retiren de inmediato los recortes de horarios en los centros de atención primaria dictados por la Comunidad de Madrid.


•    Decenas de miles de usuarios de tres centros de salud de la capital, Federica Montseny, Alpes y Príncipe de Vergara, se verán afectados por esta medida que Benito ha calificado de “errónea e injusta”.


•    “El modelo del PP no resuelve los problemas de la atención primaria, ni la sobrecarga asistencial, ni más tiempo para las consultas”, ha criticado el edil.


Madrid, 29 de enero de 2019.-
El concejal del Grupo Socialista Ignacio Benito ha defendido una proposición ante el pleno del Ayuntamiento de Madrid para que la Comunidad de Madrid retire “de inmediato” el recorte de horario de 21:00 a 18:30 horas en 14 centros de salud porque se trata de “una medida aislada, insuficientemente estudiada y descontextualizada de los problemas de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid”, ha detallado.


“Es improvisada, errónea y tremendamente injusta porque al adelantar en dos horas y media el cierre de 14 centros de salud se está condicionando la vida de miles de madrileños a los que se les dificulta enormemente el acceso a la Sanidad Pública”, ha alertado.


Benito considera que la Consejería de Sanidad no resuelve así los problemas que tiene la Atención Primaria, que son la escasez presupuestaria y la de profesionales, la sobrecarga asistencial, la precariedad en el empleo, el exceso de tareas burocráticas y la falta de tiempo para las consultas y, por el contrario,  “se corre el riesgo de incrementar otros problemas ya existentes, como son el tiempo de espera en las citas para las consultas de Medicina de Familia, Pediatría y Enfermería, el desplazamiento de las personas hacia la privada y la necesidad de acudir a los servicios de urgencias a partir de las 18:30 horas, perjudicando con ello a la ciudadanía y, en especial, a la población trabajadora”.


El recorte de horario es la principal medida de la Comunidad de Madrid dentro de la “Propuesta de modificación organizativa en Atención Primaria para adecuar la atención sanitaria a la distribución de la demanda asistencial”. Los sindicatos UGT, CCOO y SATSE, se mostraron contrarios a esta reducción. Solo dos sindicatos, AMYTS y CSIT, firmaron el acuerdo de la Mesa Sectorial, de 4 de diciembre de 2018, sobre un proyecto piloto para evaluar la propuesta de modificación organizativa en los centros de salud de Atención Primaria.


El concejal ha recordado que la idea de recortar horas “es fruto de una decisión unilateral del Gobierno de la Comunidad de Madrid, quien ha optado por esta vía sin consensuarlo ni debatirlo, ni tan siquiera, con el conjunto de sindicatos sanitarios representados en la Mesa Sectorial”.
Miles de usuarios afectados


Ya que se trata de una medida piloto que se implantará en 14 centros de salud de once municipios de la región, el recorte afectará por el momento a tres centros de la capital, el Federica Montseny, Alpes y Príncipe de Vergara, “aunque existe el temor fundado de que se pueda generalizar”, ha advertido el edil.

La denominada “Propuesta de modificación organizativa en Atención Primaria para adecuar la atención sanitaria a la distribución de la demanda” tiene un nombre muy complicado pero unas consecuencias muy simples: decenas de miles de vecinos y vecinas de Puente de Vallecas, San Blas y Chamartín van a sufrir recortes en los horarios de sus centros de salud.


La propuesta del PSOE también defiende la apertura de un proceso “amplio” de consultas con las organizaciones sociales afectadas, proceso que se encamine a buscar opciones de mejora en los centros de salud y en las condiciones de trabajo del personal de la Atención Primaria. Una vez aprobada, el Ayuntamiento tendrá que trasladar los acuerdos de la proposición a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y a los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid.

“No se tienen en cuenta las necesidades y preferencias de la población, ni tampoco su disponibilidad horaria. Del mismo modo, va suponer un mayor gasto a nivel sociolaboral, ya que se aumentará la solicitud de permisos en el trabajo para que estas personas puedan acudir al médico. Y dos consecuencias más que a nadie se le escapan: la saturación de las ya colapsadas urgencias hospitalarias y la expulsión de muchos usuarios de la Sanidad Pública”, ha resumido el edil para finalizar.