COMISIÓN DE CULTURA Y DEPORTES DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El PSOE reclama más medios técnicos, más personal y más visibilidad para el Archivo de la Villa

16/06/2017

•    La portavoz socialista en Cultura, Mar Espinar, ha enumerado una larga lista de deficiencias de esta institución histórica que desde 1987 se ubica en el Conde Duque: falta de personal, máquinas de microfilm obsoletas, falta de tóner en las impresoras y climatización inadecuada tanto para los trabajadores como para los documentos archivados.

•    “Creemos que queda mucho por hacer y que poco se ha hecho durante estos dos primeros años de legislatura”, ha afeado la edil al gobierno de Ahora Madrid.


Madrid, 16 de junio de 2017.-

La portavoz socialista en Cultura y Deportes, Mar Espinar, ha reclamado a Ahora Madrid “más medios, más personal y más visibilidad” para una de las instituciones municipales más importantes y a la vez más desconocidas, como es el Archivo de la Villa. “Sabemos que la Directora General de Bibliotecas está trabajando en esta mejora y por ello quiero indicarles lo que los socialistas consideramos que debe recoger las líneas de actuación del gobierno en el Archivo”, ha avanzado la concejala en la comisión municipal.


“Creemos que queda mucho por hacer y que poco se ha hecho durante estos dos primeros años de legislatura –ha indicado la edil- y nos alegramos de que la Dirección General esté trabajando en mejoras pero insistimos: el mejor ejercicio que pueden hacer es escuchar a su directora y atender las peticiones que les pueda realizar. No es cuestión de inventar, si no de mejorar de la mano de sus propios trabajadores públicos”.


Ubicado desde 1987 en Conde Duque, Espinar ha pedido que se potencie la visibilidad del Archivo de la Villa. “Es necesario que hagan campañas para dar a conocer esta joya de nuestra memoria histórica. Pueden potenciar las visitas que ya se realizan para que un mayor número de madrileños, e incluso turistas, puedan disfrutar de los documentos que allí se custodian”.


Además, Espinar ha demandado más medios técnicos, también más modernos, y más personal para el archivo. “Faltan administrativos y ordenanzas, algunos trabajadores hacen lo imposible para contestar las consultas ciudadanas, a la vez que cumplen el papel de guías para las visitas”.


La concejala ha hecho especial hincapié en la necesidad de desarrollar unas herramientas de trabajo y de investigación –otra de las posibilidades que brinda el Archivo de la Villa- “más amables y prácticas”. Espinar ha hecho constar que tanto las máquinas de microfilms como las impresoras están obsoletas. “Falta tóner, el tiempo de impresión de las copias es muy extenso, su precio muy elevado y estas son condiciones que desde luego no facilitan el trabajo de los investigadores que recurren a los fondos del Archivo de la Villa”, ha alertado.


Espinar ha puesto el foco en algunas deficiencias de las instalaciones. “Las famosas obras de Conde Duque, que tantos millones de euros costaron a los madrileños, se olvidaron de analizar las necesidades específicas de los trabajadores”, ha señalado en referencia a zonas de trabajo en las que los empleados están sometidos a temperaturas extremas en función de la estación meteorológica.


La concejala tampoco considera del todo correctas las condiciones de conservación de los fondos, ya que los tubos de acondicionamiento pasan por los depósitos documentales, generando diferentes temperaturas que pueden afectar a los escritos allí custodiados. “Debe corregirse, igual que deben modificarse los lectores de tarjeta para acceder a los depósitos más importantes y que fallan constantemente”, ha añadido. Prueba de ello es que en las visitas el guía debe ir provisto de un manojo de llaves, un sistema “más propio de una película carcelaria que de un espacio como el Archivo de la Villa”, ha descrito la socialista.


Para acabar su intervención, Espinar ha agradecido el trabajo de la actual directora del Archivo de la Villa, que se jubilará este año, y ha pedido al gobierno de Ahora Madrid que el testigo se pase con el suficiente tiempo “para hacer las cosas bien”.