PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El PSOE quiere que la investigación de BICIMAD se amplíe a la adjudicación inicial del contrato a Bonopark en el año 2013

31/01/2018

•    La portavoz municipal Purificación Causapié ha avanzado la enmienda en la que los socialistas proponen una investigación “completa”.


•    “Si queremos saber qué es lo que sucedió, esto es lo que procede”, ha explicado la portavoz socialista.


•    Causapié espera que esta enmienda sea apoyada por todos los grupos municipales, especialmente por el Partido Popular y por Ciudadanos.


•    En 2013, el gobierno del Partido Popular adjudicó a Bonopark el contrato de gestión de la bicicleta pública, a pesar de carecer de solvencia económica y de solvencia técnica para hacerse cargo del lote.


•    La adjudicación a Bonopark motivó la presentación de varios recursos en los tribunales.
Madrid, 31 enero de 2018.-

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha explicado esta mañana que los socialistas quieren que la comisión de investigación de BICIMAD no solo se limite a ahondar en el proceso de adquisición por parte de la EMT, sino que se extienda hasta 2013, año en el que el gobierno del Partido Popular adjudicó el contrato de gestión de las bicis madrileñas a la empresa Bonopark.

Causapié, considera que la investigación tiene que ser “completa”  y “es lo que procede” si realmente se quiere conocer qué ha pasado. Para ello, el Grupo Municipal Socialista ha presentado una enmienda a la propuesta de crear una comisión de investigación de BICIMAD. En caso de que sea aceptada, los socialistas votarán a favor de abrir dicha comisión. La portavoz de los socialistas madrileños ha expresado que espera que la enmienda sea apoyada por los grupos municipales, especialmente por el Partido Popular y por Ciudadanos.

Adjudicación polémica
Como se recordará, en 2013 el gobierno del Partido Popular adjudicó a Bonopark S.L el contrato integral de movilidad en el que estaba incluida la gestión de la bicicleta pública y la gestión de vallas en toda la ciudad, dos cuestiones heterogéneas que en su momento suscitaron las críticas hacia el equipo de gobierno por su falta de coherencia.

Además, la empresa adjudicataria Bonopark no disponía de solvencia económica ni técnica, carencias que tuvo que solucionar a través de otras empresas. La adjudicación, por tanto, motivó la presentación de varios recursos ante los tribunales.

La puesta en servicio de BICIMAD se retrasó dos meses con respecto a la fecha establecida en el pliego de condiciones y su inicio fue un auténtico caos: fallos en el sistema de seguridad informático, datos irreales de usuarios en la web municipal, escasez de bicicletas, problemas en los anclajes y un aluvión de quejas, entre otros, problemas que han persistido durante algunos años.

El Grupo Socialista denunció la deficiente situación del servicio en diversas ocasiones.