EL GOBIERNO ESTÁ HACIENDO UNA INTERPRETACIÓN “DESPROPORCIONADA E INJUSTA” DE LA REGLA DE GASTO

El Grupo Socialista denuncia que el requerimiento de Delegación de Gobierno no persigue la estabilidad presupuestaria sino provocar recortes sociales

23/08/2017

•    “La interpretación que hace el  Gobierno de la regla de gasto no es una garantía de estabilidad presupuestaria sino un lastre para el desarrollo y el crecimiento económico que garantice una salida efectiva y sostenible de la crisis” denuncia la concejala socialista Erika Rodríguez.


•    El PSOE denuncia la incoherencia del  Gobierno y del Grupo Municipal del PP, que reclaman por una parte eficiencia en el gasto público y por otra ponen todo tipo de obstáculos para el aprovechamiento de los recursos presupuestarios. “El PP votó a favor de algunos de estos acuerdos en el Pleno. Deben muchas explicaciones a los ciudadanos”.


•    La concejala socialista ha insistido en que su grupo rechazará con todos los medios a su alcance la imposición de medidas “injustas y desproporcionadas” que obliguen a efectuar recortes sociales.

Madrid, 26 de abril de 2017.-

La portavoz socialista en Economía y Hacienda, Érika Rodríguez, ha denunciado que los requerimientos de la Delegación de Gobierno para anular los acuerdos plenarios que daban cumplimiento a las exigencias del Ministerio de Hacienda en cuanto a estabilidad presupuestaria, suponen “una aplicación desproporcionada e injusta de la regla de gasto, que no es garantía de estabilidad presupuestaria sino un lastre para el desarrollo y para la puesta en marcha de políticas sociales que estimulen un crecimiento económico inclusivo y sostenible que de verdad permita dar por superada la crisis económica y sus consecuencias en la vida de muchos madrileños y madrileñas”.


El Grupo Socialista lamenta que, estos nuevos requerimientos son una más de toda una serie de medidas “inauditas” que buscan desestabilizar un Ayuntamiento que ha demostrado un mejor comportamiento en materia de estabilidad presupuestaria que el propio Gobierno Central o la Comunidad de Madrid, ambas gobernadas por el PP.


Para Erika Rodríguez estamos ante una “presión política intolerable”. “Si no aprobamos los bloqueos de crédito impuestos por Hacienda, incumplimos la ley. Si hacemos caso de estos requerimientos de la Delegación del Gobierno, también incumplimos la ley. ¿Qué pretende el PP con estas maniobras? ¿La parálisis del Ayuntamiento de Madrid? ¿Provocar el caos financiero de la corporación?”


En este sentido, Erika Rodríguez ha denunciado la “postura inconsistente y contraria a los intereses de los ciudadanos” que mantiene el Partido Popular, tanto desde el Gobierno como en el propio Grupo Municipal. “Por un lado promulgan un discurso economicista de eficiencia en el gasto y por el otro ponen todo tipo de obstáculos para el aprovechamiento de los recursos presupuestarios de forma clara y eficaz. Al no permitir el uso de los remanentes de tesorería a través de Inversiones Financieramente Sostenibles, están intentando obligar a que se impongan recortes en la política social de un ayuntamiento que tiene sus cuentas saneadas”.


Es más, tal y como recuerda la edil socialista, el Partido Popular votó a favor de algunas de las medidas ahora cuestionadas en el Pleno de Julio, absteniéndose en otras. “Deben dar muchas explicaciones a la ciudadanía por sus cambios de postura”, señala.


Así, la concejala socialista ha hecho un llamamiento a los representantes del PP en la Corporación madrileña, para que se unan “a la ciudadanía, a la FEMP y a otros muchos Ayuntamientos de todo signo político que estamos demandando un cambio inmediato en la aplicación de la regla de gasto”.


Rodríguez ha insistido en que su grupo rechazará con todos los medios a su alcance la imposición de medidas “injustas y desproporcionadas” que obliguen a efectuar recortes sociales, “recortes que sufrirán en mayor medida los madrileños y madrileñas con menos recursos, que son los que más necesitan que el Ayuntamiento esté a su lado”.