AL TIEMPO SE DEBE INICIAR UNA CAMPAÑA INFORMATIVA Y PALIAR LAS DEFICIENCIAS QUE PROVOCARON ESTA SITUACIÓN

El Grupo Municipal Socialista solicita la anulación de las “multas masivas” en la A.P.R. de Ópera

05/02/2016

•    El concejal socialista Chema Dávila se ha reunido con la plataforma de vecinos afectados para estudiar posibles soluciones a la situación creada por la mala puesta en marcha del Área de Prioridad Residencial de Ópera.


•    “Ante el despropósito de las multas masivas a los vecinos, la única alternativa factible es la anulación de oficio de todos los expedientes sancionadores iniciados por el Ayuntamiento de Madrid desde el 1 de noviembre de 2015”.

Madrid, 5 de febrero 2016.-
“Las A.P.R. no se crearon para recaudar fondos y multar masivamente a los vecinos”, ha señalado el concejal socialista Chema Dávila, quien ha solicitado la anulación de oficio de todos los expedientes sancionadores iniciados por el Ayuntamiento de Madrid desde el 1 de noviembre de 2015 en el A.P.R. de Ópera. Dávila ha propuesto que dicha anulación se realice mediante la publicación de un Decreto o resolución administrativa que permita jurídicamente el archivo de las sanciones impuestas.


“La inmensa mayoría de estas multas se derivan de una mala señalización en los accesos y un deficiente mecanismo de información tras las sanciones, con retrasos innecesarios que han provocado la acumulación de multas”, ha señalado el concejal socialista Chema Dávila, tras reunirse con la plataforma de afectados.
El portavoz en Movilidad ha pedido, asimismo, que una vez resueltos los procedimientos sancionadores, el Ayuntamiento de Madrid proceda a la devolución a los ciudadanos de las multas recaudadas indebidamente.
Dávila también ha pedido que el gobierno municipal paralice la imposición de sanciones en el A.P.R. de Ópera por un periodo de un mes, en el cual el Ayuntamiento deberá emprender urgentemente una mejora de la señalización de los accesos a esta zona y una mejora del procedimiento administrativo de comunicación de las sanciones. Acompañando estas dos acciones se debe poner en marcha una campaña informativa para que todos los vecinos, tanto de la A.P.R. como de las calles aledañas, para evitar que esta situación se pueda repetir.


Para Dávila, “el Ayuntamiento debió utilizar el periodo de prórroga en la puesta en marcha de la A.P.R. para informar debidamente a los vecinos. Debió revisar y mejorar la señalización en los accesos, una deficiencia que denunciamos los socialistas en octubre”.


Finalmente, las sanciones debieron ser notificadas con mucha mayor diligencia a los vecinos, evitando así acumulaciones desproporcionadas de sanciones. “Ante este cúmulo de errores y deficiencias, creemos que la única solución sensata es el archivo de los procedimientos sancionadores. Los vecinos no deben pagar los errores del Ayuntamiento”, ha concluido.