EL GOBIERNO MUNICIPAL HA PLANTEADO LA POSIBILIDAD DE AMPLIAR EL HORARIO Y LAS ZONAS DE LOS APARCAMIENTOS REGULADOS

El Grupo Municipal Socialista se opone a la ampliación del SER más allá de los límites de la M-30

17/08/2016

•    El portavoz socialista en Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, no cree que la ampliación del horario del SER sirva para mejorar la movilidad y la calidad del aire. “Parece una medida recaudatoria”, ha opinado.

•    Dávila es partidario de aplicar las tarifas en función del nivel de contaminación que emita cada automóvil

•    El concejal socialista ha planteado que todas las medidas encaminadas a mejorar la movilidad y la calidad del aire “se estudien de forma conjunta dentro del nuevo Plan de Calidad del Aire de Madrid”

Madrid, 10 de agosto de 2016.-
El portavoz socialista en Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, ha explicado que su grupo municipal está en contra de la ampliación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) fuera de los límites de la M-30, tal y como ha deslizado un alto cargo del gobierno municipal durante los cursos de verano de la Universidad Menéndez Pelayo.


Dávila ha recordado que el programa electoral con el que los socialistas concurrieron a las elecciones municipales de 2015 ya recogía su postura en contra. “Nuestra posición es coherente con nuestro programa electoral y con el compromiso con los vecinos de los barrios de fuera de la M-30. Dijimos que no queríamos SER fuera de la M-30 y lo seguimos manteniendo”, ha explicado el concejal socialista.


A falta de que el gobierno municipal explique los argumentos o estudios en los que basa su propuesta, el portavoz socialista también se ha manifestado en contra de ampliar el horario en las zonas que ya disponen del SER. “No creemos –ha señalado- que ampliar el horario del SER hasta las 12 de la noche de los días laborables y a los fines de semana sea una medida que redunde en la mejora de la movilidad y de la calidad del aire en nuestra ciudad. Más bien parece una medida recaudatoria”.


Dávila, que defiende la aplicación de las tarifas en función del nivel de contaminación que emita cada vehículo, es partidario de estudiar ésta y otras medidas de forma global, “dentro del nuevo Plan de Calidad del Aire, que tiene que debatirse y aprobarse para la ciudad de Madrid”, ha finalizado.