PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento pedirá a Rajoy que las entidades locales puedan reinvertir el superávit sin hacer peligrar su estabilidad presupuestaria

26/04/2017

•    El Partido Socialista y Ahora Madrid han presentado una proposición en el pleno del Ayuntamiento para instar con urgencia al Gobierno de España y a los grupos parlamentarios a que se realicen cambios legales que permitan a las corporaciones locales la reinversión de su superávit presupuestario en iniciativas para la ciudadanía.


•    El único límite que marca la propuesta es “no poner en riesgo la estabilidad presupuestaria”.


•    Purificación Causapié: “Es indefendible que Montoro impida gastar a los ayuntamientos y luego este dinero lo gaste el Estado”


•    La portavoz socialista ha lamentado el voto negativo del PP y Ciudadanos a esta iniciativa impulsada por la FEMP

Madrid, 26 de abril de 2017.-

El Ayuntamiento de Madrid pedirá al Gobierno de España, y también a los grupos parlamentarios, que adopten medidas legislativas para permitir a las entidades locales la reinversión de su superávit “sin tener que generar nuevos ingresos por su misma cuantía” y en cualquier iniciativa que consideren oportuna para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. La proposición ha sido aprobada con los votos de PSOE y Ahora Madrid.


La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Purificación Causapié, ha señalado que esta limitación impuesta a las entidades locales por el Ministerio de Hacienda “ralentiza la economía” y no es coherente. “Hay que cambiar la situación”, ha dicho Causapié que además ha incidido en que, sin olvidar la estabilidad presupuestaria, es indefendible que Montoro impida gastar a los ayuntamientos para después gastar el Estado.


“Cuando a Montoro le convenga, cambiará la norma” –ha señalado la portavoz socialista, que se niega a permitir la gran injusticia con Madrid y con el resto de ayuntamientos del Estado. La propuesta ha sido impulsada por la Federación Española de Municipios y Provincias, entidad que ha solicitado que se realice también una planificación de IFS a dos años en respuesta a la situación complicada a la que el ministro de Hacienda está sometiendo a ayuntamientos de economía saneada.


El único límite que recoge esta propuesta conjunta es que la reinversión no ponga en riesgo la estabilidad presupuestaria. En este sentido, la proposición recoge que los ayuntamientos son la única administración que cumple con los objetivos de estabilidad y su contribución a la reducción del déficit público ha sido determinante.
Desde el año 2012, las corporaciones locales han ido generando un superávit que ha ascendido del 0,32% del PIB de ese año, al 0,64% de 2016. “Pero las restricciones impuestas a su reinversión han impedido que la ciudadanía pueda disfrutar de la mejora de los servicios públicos”, ha lamentado la socialista.


A las restricciones para 2017, se suma la imposibilidad de poder reinvertir el superávit hasta que los presupuestos generales del Estado estén definitivamente aprobados. Por ello, un segundo punto de la propuesta conjunta establece que el plazo temporal para poder realizar la reinversión de 2016 “en los términos señalados”, contemple los ejercicios 2017 y 2018, “tanto en relación con los compromisos de gasto como con las ejecuciones”.


Ahora que el superávit de las entidades locales llegó casi a los 26.000 millones en 2015 y a pesar de que España ha cumplido los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas, “los ayuntamientos encuentran más restricciones para hacer uso de los recursos que deben ser usados en beneficio de los vecinos”, ha señalado Causapié, que finalmente ha lamentado que ni  Ciudadanos ni el Partido Popular, ahora sin Aguirre, hayan querido sumarse a la propuesta, “como sí han hecho estas formaciones en otros Ayuntamientos de España”, ha finalizado.