COMISIÓN PERMANENTE DE PLENO DE MEDIO AMBIENTE Y MOVILIDAD

Chema Dávila pide un plan de reciclado de plástico

23/01/2019

Madrid, 23 de Enero de 2019.- El concejal socialista Chema Dávila, en la Comisión Permanente de Pleno de Medio Ambiente y Movilidad de enero ha preguntado qué medidas va a tomar el área para aumentar los actuales índices de recuperación y reciclado de plásticos.


Según datos municipales, en 2017 entraron en Valdemingómez un total de 1.252.849 toneladas de residuos, de los que 201.000 toneladas son plásticos de distinto tipo: el 16% del total. Por tanto, si en 2017 se recuperaron 20.880 toneladas de plásticos procedentes de envases depositados en el contenedor amarillo y de las bolsas que se tiran a la basura en los contenedores de envases y de restos, “llegamos a la conclusión de que se está recuperando y reciclando solo el 10% de los plásticos que se utilizan, lo cual es inaceptable”. En 2018 ha subido esa cifra a un 15%, “que consideramos aún muy insuficiente”.


El vertido indiscriminado de plástico supone un grave peligro para el Medio Ambiente, porque permanece en el entorno durante muchos años pudiendo contaminar el suelo, las aguas y el aire y porque en su fabricación se consumen grandes cantidades de petróleo y gas, con el consiguiente coste económico.


A pesar de que, gracias a las medidas legales y la concienciación ciudadana, el uso de bolsas de plástico a nivel nacional se ha reducido en los últimos años, hay que señalar que todavía su consumo es muy alto: concretamente 144 bolsas por habitante en 2014, según el último dato oficial actualizado. Extrapolando este dato a Madrid, el edil del PSOE indica que “podemos llegar a la conclusión de que los madrileños tiramos a la basura más de 400 millones de bolsas de plástico de un solo uso cada año, lo que constituye un despilfarro y un problema ambiental de primer orden”.


En 2015 la Unión Europea aprobó una Directiva para limitar el uso de las bolsas de plástico ligeras de menos de 50 micras que son las bolsas más utilizadas y más contaminantes. En España la Directiva se traspuso por un Real Decreto que desde julio de 2018 prohíbe a los establecimientos comerciales suministrar bolsas de plástico gratuitas.


Asimismo, a partir del 1 de enero de 2020 se prohibirán definitivamente las bolsas de plástico ligeras que no sean compostables, así como las fragmentables, mientras que desde del 1 de enero de 2021 se prohibirá la entrega de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras, excepto si son de plástico compostable.


El edil socialista ha pedido que “el Ayuntamiento de Madrid ponga en marcha un Plan de reciclado de Plástico, con medidas para reducir su uso y aumentar los índices de recuperación, como por ejemplo instalar en las Plantas de reciclado de Vademingómez sistemas de aspiración de plástico de baja densidad, para recuperarlos de la fracción de restos e instalar más prensas para acumular el plástico recuperado”. También ha solicitado “más campañas municipales de concienciación ciudadana”.


Por último, Dávila ha vuelto a recordar que el Ayuntamiento de Madrid facilita cada año a los ciudadanos más de 80 millones de bolsas de plástico para la recogida de excrementos caninos en 6.000 papeleras. Estas bolsas no son biodegradables y van directamente a vertedero. “Ya les pedimos en la Comisión de julio del año pasado que las sustituyeran por otro tipo de bolsas menos contaminantes. Nos dijeron que les parecía muy bien la idea y que estudiarían el tema, pero creo que no se ha hecho nada al respecto porque las bolsas siguen siendo las mismas”, concluye el concejal.