PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Chema Dávila: “Las grandes ciudades tienen procedimientos para organizar el tráfico en el centro”

22/12/2016

•    Abogó por un diálogo más fluido con los agentes sociales implicados en los cortes de tráfico del centro de Madrid.


•    Ha habido menos tráfico, más movilidad peatonal, menos contaminación.


•    Se mostró partidario por llevar a cabo medidas concretas que reduzcan la contaminación porque eso mejora la calidad de vida de la ciudadanía.


Madrid, 22 de Diciembre de 2016.- El portavoz socialista en Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, en el Pleno municipal del mes de diciembre, ha acusado al PP “de hacer casi un Pleno de Circulación”, repitiendo y repitiendo el mismo mensaje a lo largo de toda la sesión.


De hecho, en varios puntos del debate el PP se ha referido a los cortes de tráfico habidos en el centro de Madrid y, en especial, en la Gran Vía en estos últimos días. Dávila asegura que “esto el PP lo tiene perdido, porque es un debate de modernidad”. Y añade que “las grandes ciudades europeas y del mundo, como Londres, Moscú, Nueva York, París, Melbourne o Shangai sí tienen procedimientos para organizar el tráfico en el centro”.


Advierte el edil que “esto no es una ocurrencia del gobierno de Ahora Madrid, sino una tendencia universal desde finales del siglo pasado: los grandes centros de circulación no tienen demasiado sentido en las ciudades porque provocan problemas de calidad de vida y de convivencia”. Por tanto, “hay que ir tomando medidas para ordenar y restringir la circulación de vehículos en los centros históricos”.


Dávila afirma que “hay cosas que se podrían haber hecho mejor o haber gestionado de otra manera”. En este aspecto, abogó por un diálogo más fluido con los agentes sociales implicados y le parece más operativo “mantener dos carriles de forma continua en la Gran Vía y acabar así con la discontinuidad peatonal que impide que la gente pasee tranquilamente por la zona”.


Piensa que es fundamental hacer una evaluación con datos concretos desde el punto de vista comercial, de la ocupación hostelera y del nivel de ocupación de los aparcamientos. “Se pueden mejorar cosas”, ha explicado, pero otras han ido bien: ha habido menos tráfico, más movilidad peatonal, menos contaminación.


“Este también es un debate de salud pública y todo lo que sea llevar a cabo medidas concretas que disminuyan el nivel de contaminación va a implicar una mejora de la calidad de vida de los madrileños y las madrileñas”, concluyó.