PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Chema Dávila celebra que los cuatro grupos municipales reconozcan que la calidad de aire es un problema de salud pública

30/01/2017

Madrid lleva 7 años incumpliendo la normativa europea, por lo que previsiblemente tendrá que pagar una multa. 
 
El PSOE pide al gobierno de la nación que elimine el impuesto al sol y no siga subvencionando los vehículos diésel.
 
Dávila apuesta por mejorar las frecuencias de Metro y EMT y por su gratuidad en episodios 3 y 4 de contaminación. 
 
Madrid, 30 de Enero de 2017.- El responsable socialista en materia de Medio Ambiente, Chema Dávila, en el Pleno del Ayuntamiento del mes de enero ha celebrado que “después de 600 días, por fin los cuatro grupos municipales reconocen que es importante tener un aire limpio y que la contaminación atmosférica es un problema de salud pública”.
 
Recuerda que Madrid lleva 7 años incumpliendo la normativa europea en materia de calidad del aire y que previsiblemente “se nos impondrá una multa” y, aunque 2016 fue mejor que el año anterior “no ha sido una mejora real puesto que 2015 fue un año muy malo”. Y subraya que en España hay 15 veces más muertes prematuras por contaminación que por accidentes de tráfico y que en Madrid mueren 2.000 personas cada año por esta cuestión.
 
Dávila cree que las medidas que anuncia el gobierno municipal “van en la buena dirección”, pero critica su lentitud. “Falta celeridad y también globalizar las medidas y hacerlas transversales”, asevera, y, en este sentido, critica operaciones como Canalejas o la Quinta Torre “que van a atraer coches al centro de la ciudad y fomentan el uso del vehículo privado”. También asegura que los procesos participativos que se han puesto en marcha “no son consultas, son afirmaciones, generalidades. No dejamos a la gente que opine, no les permitimos que decidan”.
 
El edil del PSOE ha pedido al PP que defina su política medioambiental y que apueste decididamente por las energías renovables como ha hecho el gobierno de Merkel en Alemania. Le exige al ejecutivo de la nación que elimine el impuesto al sol y que hay una ley que permita que los centros comerciales instalen puntos de recarga rápida para vehículos eléctricos. “No se debería seguir subvencionando la compra de coches diésel, sino la de eléctricos o híbridos”, afirma. 
 
Ha conminado a los gobiernos regional y local a fomentar el transporte público “recuperando las frecuencias del Metro y la EMT”, a estudiar límites de velocidad en el área metropolitana y a implantar la gratuidad del transporte público en los episodios 3 y 4 de contaminación atmosférica.
 
Considera necesario que el Plan de Movilidad Sostenible de Madrid incluya actuaciones en las autovías urbanas que atraviesan la ciudad, que se gestionen las infraestructuras de forma más eficiente, que se busquen soluciones de movilidad de carácter universal y en transporte público entre los distintos distritos periféricos.
 
Ha asegurado Dávila que su grupo se va a implicar todo lo posible en la realización del Plan de Calidad del Aire y ha apostado por acuerdos de consenso para que puedan ponerse en marcha gobierne quien gobierne, porque “estos planes tienen que tener una estabilidad en el tiempo”.