EN LA ENTREGA DE LAS PRIMERAS TARJETAS DE VECINDAD

Causapié señala que hoy “Madrid celebra la fiesta de la convivencia y el reconocimiento al valor de la diversidad”

18/07/2018

Madrid, 18 de julio de 2017.-
“Hoy Madrid tiene que celebrar la fiesta de la convivencia y reconocer además que la diversidad es muy importante para esta ciudad. Quiero agradecer a muchas personas inmigrantes que han venido a esta ciudad para hacerla más rica, para hacerla mejor, para hacerla culturalmente más diversa y más grande”, ha declarado la portavoz socialista Purificación Causapié en el acto de entrega de las primeras tarjetas de vecindad a un grupo de inmigrantes llegados a nuestra ciudad desde diferentes países.


“Esta mañana veía un video en el que decían que en el Mundial ha habido grandes goles que han marcado personas inmigrantes. Por tanto, igual que se marcan goles en el Mundial, hay que marcar goles por la convivencia y Madrid quiere hoy meter un gol a favor de la convivencia, de la igualdad y la diversidad”, ha subrayado la portavoz.


En su intervención, la dirigente socialista ha mostrado su satisfacción por lo que, para su grupo, es “un gran día de celebración. Hoy hemos visto cómo es posible que un deseo se convierta en una realidad y que esa realidad pueda mejorar la vida de muchos ciudadanos de Madrid”.


“Lo que quiso el Grupo Socialista con esta iniciativa y lo que ha querido el Ayuntamiento es que las personas que vienen de fuera sean ciudadanos de Madrid y que su Ayuntamiento sea un espacio que sientan como su casa y en el que, por lo tanto, puedan participar de los servicios sociales, puedan participar en las actividades culturales, deportivas, de ocio, etc.”, ha explicado.


Causapié ha explicado algunas de las principales utilidades que esta nueva tarjeta de vecindad reportará, no sólo a la población inmigrante, sino también al propio Ayuntamiento, que contará con una herramienta valiosa para saber cuál es la población real de Madrid, cual es el origen de sus vecinos y, de esta forma, poder diseñar mejor sus programas y servicios sociales. “Esta tarjeta tiene que ser un instrumento para facilitar la convivencia y eso va a ser más rico para todos y todas, no sólo para la gente que llega de fuera sino para quienes vivimos también en Madrid”, ha remarcado.


Para los inmigrantes en situación irregular, este documento se convertirá en un medio eficaz para mostrar su arraigo en nuestro país, un requisito muy importante que, en pasos posteriores, puede facilitar su regularización administrativa.


Además, abrirá las puertas de los servicios sanitarios, sociales, culturales, deportivos, recreativos, etc. que presta el Ayuntamiento y que, en muchos casos, por desconocimiento o por temor, no son empleados por este colectivo.


En paralelo, la tarjeta de vecindad, al facilitar el empadronamiento, podrá a su vez permitir a la población inmigrante abrir cuentas bancarias, algo que ya se ha confirmado con diferentes entidades financieras.


En una segunda fase, la tarjeta de vecindad permitirá el acceso a cursos de formación de la Agencia para el Empleo, otro factor que, en su momento, podrá facilitar la integración y regularización de la población inmigrante. Causapié ha explicado que, tanto su grupo como el Ayuntamiento, se han comprometido a realizar gestiones ante el Consorcio de Transportes para que, a medio plazo, la tarjeta de vecindad pueda ser empleada como documento acreditativo para adquirir el abono de transportes.


Como ha subrayado la portavoz socialista, “Vamos a seguir trabajando para que esta tarjeta no sólo sirva para lo que hoy sirve, sino también para que en el futuro, y ese es nuestro empeño, se puedan ampliar los servicios que estén vinculados a esta tarjeta. Hoy iniciamos un camino que tenemos que seguir recorriendo juntos”, ha explicado, al tiempo que reconocía el papel activo que en el diseño e implantación de esta tarjeta han desempeñado las organizaciones que trabajan con inmigrantes y las propias asociaciones de este colectivo “sin cuyo trabajo hoy no podríamos estar aquí celebrando este éxito”.