LOS SOCIALISTAS PLANTEARÁN DESTINAR 12 MILLONES DE EUROS EN LOS PRÓXIMOS PRESUPUESTOS PARA ALIVIAR ESTA SITUACIÓN

Causapié denuncia que las escuelas infantiles municipales acumulan una lista de espera de 3.000 solicitantes

21/10/2015

•    Las listas de espera en las Escuelas Infantiles Municipales se elevan a 3.000 demandantes “a pesar de que la subida del 175% de las tasas decretada por el PP en 2012 expulsó a miles de familias por no poder pagar estas cuotas, por lo que la demanda insatisfecha será todavía mayor”, señala Purificación Causapié


•    Los socialistas demandarán la construcción de 30 nuevas escuelas infantiles en los próximos 4 años, de las que 3 deberían incluirse ya en los próximos presupuestos.


•    Además, reclamarán la puesta en marcha de un programa de ayudas, dotado con 5 millones de euros anuales, para favorecer el acceso a las escuelas.

Madrid, 21 de octubre de 2016
Las escuelas infantiles municipales acumulan una lista de espera de 3.000 solicitantes, según los datos recolectados por el Grupo Municipal Socialista a partir de las informaciones oficiales sobre el proceso de matriculación en el presente curso. “En 2012, la desproporcionada subida de tasas impuesta por el PP, que elevó un 175% el coste de estas escuelas, expulsó a miles de familias de la red pública, al no poder pagar los altos precios exigidos”, señala Purificación Causapié, portavoz del Grupo Municipal Socialista.


El curso previo a este brutal incremento de precios, en 2010-2011, la lista de espera para ingresar en las escuelas infantiles municipales era de 5.204 solicitudes, mientras que en el actual curso escolar 2015-2016 la lista de espera ha bajado a 3.177 solicitudes (un 39%), “presumiblemente por motivos económicos, como demuestra además la evolución de estas listas de espera por distritos: la demanda de plazas se ha recortado en mucha mayor medida en los distritos de rentas más bajas de la ciudad, sin que, evidentemente, se hayan construido nuevos equipamientos que justifiquen esta distorsión”, remacha Causapié.


Los distritos que más han acusado la subida de precios de las escuelas infantiles y en los que más ha bajado la lista de espera en 2015 respecto a 2011 son los siguientes: San Blas (455 menos), Vicálvaro (326), Ciudad Lineal (260), Latina (172) y Carabanchel (145).


Los distritos que menos han acusado la subida de precios de las escuelas infantiles y en los que menos ha bajado la lista de espera en 2015 respecto a 2011 son los siguientes: Chamartín (la lista de espera no baja, sino que sube en 47 solicitudes), Chamberí (baja 16), Fuencarral (baja 23), Arganzuela (baja 48) y Salamanca (baja 73).
Ante esta situación, los socialistas han planteado una batería de medidas a corto y medio plazo para subsanar esta situación, algunas de las cuales serán llevadas por el Grupo Municipal a los próximos presupuestos del Ayuntamiento de Madrid.
Esta lista de espera de algo más de 3.000 solicitantes “viene a confirmar la necesidad de la construcción de las 30 nuevas escuelas infantiles que los socialistas incorporábamos en nuestro programa electoral. Evidentemente, su construcción debe ser gradual, atendiendo a las disponibilidades presupuestarias municipales. No obstante, reclamaremos que los próximos presupuestos municipales reserven 7 millones de euros para iniciar en 2016 la construcción de tres nuevos centros educativos infantiles”.


Acabar con las barreras económicas
 En paralelo, es fundamental que el Ayuntamiento de Madrid adopte medidas importantes para garantizar que todas las familias que lo deseen puedan acceder a una plaza pública infantil. “Para ello, es urgente que desde los Servicios Sociales municipales se articule un programa de ayudas, dotado con 5 millones de euros anuales, para conceder becas que faciliten el acceso a este servicio. Según nuestra propuesta, estas ayudas deben oscilar desde la gratuidad completa para las unidades familiares con todos sus integrantes en paro e inmersos en un proceso de búsqueda activa de empleo, hasta una ayuda progresiva para familias con niveles de renta de hasta 45.000 euros anuales”, señala Causapié.


La propuesta que los socialistas defenderán incluir en los próximos presupuestos contempla un escalado de ayudas en función de la renta familiar con un máximo de 1.000 euros anuales por cada niño o niña escolarizado en una escuela infantil municipal. Este programa de ayudas estará dotado con 7 millones de euros para el próximo ejercicio.


“No es de recibo que la Comunidad de Madrid subvencione las escuelas privadas y, en consecuencia, consiga que para un madrileño sea más barato llevar a sus hijos a una escuela privada que a una pública. Aquí asistimos de nuevo a otra maniobra para desmantelar lo público y favorecer los intereses privados utilizando además el dinero de todos para ello”, remacha la portavoz.


Actualmente en una escuela infantil municipal una familia con una renta anual conjunta de entre 7656 y 25.725 euros con un bebe y ampliando jornada en una hora y media pagaría 381 euros al mes (180 de cuota + 96 de comedor + 60 por cuota bebe y 45 euros más por la ampliación de jornada de una hora y media diaria de 7,30 a 9,00 horas). Con una renta superior a los 25.725 euros el coste mensual sería de 461 euros. Por el contrario, muchas escuelas infantiles privadas tienen un coste mensual inferior a los 300 euros (sobre todo si la familia cuenta con una subvención de la Comunidad de Madrid).


Escuelas de calidad

Del mismo modo, la propuesta socialista contempla una modificación de los pliegos de condiciones para la gestión de estos centros educativos infantiles. “Aprovechando que en 2016 vencen los convenios en vigor, se debe proceder a revisar los criterios de adjudicación, para que prime más el proyecto educativo que la baja económica de los ofertantes” señala Causapie. En concreto, el grupo socialista reclamará que en los pliegos de condiciones, el proyecto educativo para el centro pase a valorarse con 50 puntos desde los 33 actuales, mientras que la oferta económica reduzca su ponderación desde 45 a sólo 20 puntos. De la misma manera, se reclamará que se supriman o se reduzcan al mínimo la acreditación de solvencia financiera, fijada  actualmente en 200.000 euros, lo que impide en la práctica a muchas cooperativas de profesores y pequeñas empresas educativas participar en estos procesos de adjudicación.


Causapie ha señalado que, además, “es imprescindible el diálogo y la coordinación con la Comunidad de Madrid para satisfacer de manera coordinada las necesidades de escolarización de 0 a 3 años en la ciudad de Madrid. Es incomprensible que no exista en la actualidad un mapa de necesidades para la ciudad y una estrategia coordinada para su satisfacción” ha reclamado Causapié