DURANTE EL DEBATE EN LA COMPARECENCIA DE LA ALCALDESA

Causapié considera “irresponsable e injustificado” poner en duda la seguridad de Madrid en grandes eventos como el Día del Orgullo

26/06/2018

Madrid, 26 de Junio de 2018.-

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha criticado con dureza a quienes ponen en duda la seguridad en Madrid durante la celebración de grandes eventos como el Día del Orgullo. “Creemos que es irresponsable lanzar estas dudas. Si algo ha demostrado la Policía Municipal es que tiene profesionalidad y capacidad de sobra para garantizar la seguridad en nuestra ciudad”, ha apostillado.


Causapié ha reconocido que la Policía tiene carencias en su plantilla y en sus condiciones laborales, fruto de la actuación de los anteriores gobiernos del PP, tanto en el Ayuntamiento con el Estado, pero también ha reprochado al concejal responsable de Seguridad, Javier Barbero, su escasa capacidad para lograr un acuerdo laboral asumible por los trabajadores. “Necesitamos un acuerdo urgente, señor Barbero” ha espetado.


Causapié ha hecho estas declaraciones en su intervención en la comparecencia de la Alcaldesa en el Pleno de hoy, un formato de debate que ha criticado con dureza “porque el PP pide una comparecencia para analizar los últimos 30 días en el Ayuntamiento y luego expone los temas que más le interesa, igual que la Alcaldesa, que se refiere a lo que le viene bien para alabar su gestión.”


También ha criticado Causapié el tono, habitualmente desafiante y desabrido, empleado por el portavoz popular en estos debates. “Sus chascarrillos son bastante más antiguos que el gobierno del señor Rajoy. Si quiere postularse dentro del PP cambie de tono, porque estas provocaciones ya no sirven”, le ha afeado a José Luis Martínez Almeida.


En este diálogo de sordos, a los restantes portavoces se les impide realizar aportaciones en un debate vacío “porque desconocemos los temas de los que se va a debatir, lo que incumple el artículo 95 del Reglamento del Pleno y convierte estas comparecencias en inútiles”.


“Exigiré en la junta de portavoces que las comparecencias sean sobre un tema determinado para que todos podamos saber qué venimos a debatir aquí” ha concluido la portavoz socialista.


La dirigente socialista también ha querido referirse en su intervención a la labor realizada por el Comisionado para la Memoria Histórica, que este mes de junio ha dado por cumplida su encomienda. “El Comisionado ha hecho un excelente trabajo  creando un marco para que esta ciudad por fin cumpla con la Ley de Memoria Histórica, desde una perspectiva democrática e integradora. Se han puesto palos en las ruedas por algunos grupos pero recuperar la memoria es muy importante para la democracia. Sin recuperar el pasado será muy difícil avanzar hacia el futuro. Espero que trabajemos en la línea marcada por el Comisionado y que la derecha renuncie a seguir colocándose en propuestas y proyectos del franquismo. Salgan de ahí y apuesten por la recuperación de la memoria democrática de este país”, ha recomendado a los dos grupos de derecha de la cámara.


La portavoz socialista también se ha referido a la crisis humanitaria del buque Aquarius y a la respuesta solidaria que ante la situación creada dio el Gobierno Socialista. “El nuevo gobierno de Pedro Sánchez ha hecho una apuesta muy importante por la solidaridad y creemos que Madrid debe sumarse a ese espacio de solidaridad impulsado por Sánchez. En este sentido, ha respondido a las críticas de la derecha a una medida impulsada por el PSOE y que facilitará la integración de la población en situación irregular como es la Tarjeta de Vecindad. “Ustedes están criticando la Tarjeta de Vecindad, cuando tengan otra propuesta que apueste por la integración de las personas vengan y preséntela”.


Causapié ha contestado a las descalificaciones que ayer realizó el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, quien se burló de la tarjeta de vecindad diciendo que con ella se entraría en el metro “igual que con el carnet del Atlético. Esto es absoluto desprecio a la gente que necesita ayuda para su integración cultural, social y económica. Es otra vez un chascarrillo del pasado que no tiene cabida y que no puede cubrir su inacción”.