PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Aprobada la propuesta del PSOE para que el Ayuntamiento se sume a la huelga y los paros convocados para el 8 de marzo

26/02/2019

•    La proposición de la socialista Érika Rodríguez ha sido aprobada con el apoyo de los votos de Ahora Madrid. Ciudadanos se ha abstenido y el PP ha votado en contra.

•    En la iniciativa, los socialistas también solicitan a los Grupos Parlamentarios representados en el Congreso de los Diputados la aprobación de una Ley de Igualdad Laboral, así como dar traslado de este acuerdo a los Grupos Parlamentarios en el Congreso de los Diputados, además del compromiso de todos los grupos municipales para trabajar por la igualdad de género. “A la lucha contra la desigualdad hay que dotarla de todas las herramientas posibles”, ha señalado Rodríguez.


Madrid, 26 de febrero de 2019.-
El Ayuntamiento de Madrid se sumará a la huelga del movimiento feminista y a los paros convocados por los sindicatos mayoritarios para el 8 de marzo. La iniciativa, planteada por la socialista Érika Rodríguez –que ha sido apoyada por Ahora Madrid y ha registrado la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP- reclama también a los Grupos Parlamentarios representados en el Congreso de los Diputados la aprobación de una Ley de Igualdad Laboral, más el compromiso de todos los grupos municipales para trabajar por la igualdad de género en la capital.

“Hace falta mostrar nuestro apoyo a la huelga feminista, y visibilizar el aporte y peso de las mujeres en el sistema productivo y social”, ha señalado la concejala. A través de la huelga, de la manifestación y de todas las formas de movilización “las mujeres hablamos por nosotras mismas, porque no necesitamos que nadie nos cuente nuestra situación, no necesitamos que nos digan cómo es nuestro cuerpo, ni qué es un embarazo, porque exigimos nuestros derechos y reclamamos la igualdad con nuestra propia voz”


La edil socialista ha explicado que su grupo municipal busca con la iniciativa “una apuesta firme por la defensa de los derechos, la libertad y la seguridad de los mujeres”. “Sabemos que las políticas públicas de igualdad son el instrumento para mejorar no solo la vida de las mujeres sino de toda la ciudadanía porque cuando avanza la sociedad, avanza la democracia”, ha asegurado.

En la exposición de motivos, Rodríguez plantea que en el mundo laboral es donde se produce una de las mayores desigualdades que viven las mujeres. “Sin independencia económica no hay libertad posible”, ha indicado, por lo que ha insistido en la necesidad de que se redacte una Ley de Igualdad Laboral para erradicar la brecha salarial, la precariedad y la discriminación en el acceso al empleo, junto con la promoción profesional.

La brecha salarial en Madrid es de 26,6%, y es peor aún en el caso de las pensionistas que cobran un 31,5 menos que los hombres. “La pobreza tiene cara de mujer, de mujer trabajadora, de mujer inmigrante, de mujer mayor, de mujer discapacitada.  La mayor parte de los que cobran los salarios más bajos son mujeres, y el 50% de las mujeres pensionistas cobran menos 600 euros”, ha descrito.
Las mujeres tampoco comparten un estado de bienestar equivalente al que gozan los hombres: la precariedad laboral condiciona el acceso a los servicios, a la protección  y “a las mujeres se nos ha delegado la importantísima labor del cuidado pero a nosotras nadie nos cuida. “Por eso es tan necesaria la Ley de Igualdad Laboral del PSOE que ha propuesto el gobierno socialista. A la lucha contra la desigualdad hay que dotarla de todas las herramientas posibles”.


Violencia de género


La raíz de la violencia de género está en la desigualdad entre sexos, que en España ha registrado 984 mujeres asesinadas desde 2003. Para acabar con ella son necesarios instrumentos específicos, como la Ley Integral Contra la Violencia de Género, que fue pionera en Europa. “Intentar confundirla con la violencia doméstica es devolverla al espacio privado, en lugar de considerarse un asunto de toda la sociedad”, ha precisado la edil.


Para el Gobierno la violencia de género es el principal problema de nuestro país. Por ello, la puesta en marcha del Pacto Contra la Violencia de Género ha sido una prioridad, que se plasmó en el Real Decreto Ley de Medidas Urgentes, aprobado el pasado 3 de agosto, que incluye importantes mejoras respecto a la situación de las víctimas y sus hijos e hijas.

Pero las mujeres sufren otras violencias por el hecho de ser mujeres: la violencia sexual –cuya tipificación debe ser revisada y debe reforzarse la formación en perspectiva de género de los operadores jurídicos- y las amenazas al derecho de las mujeres a elegir libremente su maternidad y el derecho a la salud sexual y a la interrupción voluntaria del embarazo.

“La huelga es necesaria para visibilizar el valor de nuestro trabajo en todos los sectores, en la producción en los cuidados. Para visibilizar nuestras dobles y triples jornadas. Asimismo con la huelga reclamamos la corresponsabilidad en los cuidados”, ha finalizado.