PROPOSICIÓN: Sobre el proceso independentista impulsado por la Generalitat de Cataluña

Concejales/as: Purificación Causapié Lopesino
Categoría de la Iniciativa: PLENO Proposición

27/09/2017

 
La Constitución de 1978 fue fruto del diálogo, del pacto y del consenso. Vino a recuperar la democracia para nuestro país, homologarnos con el resto de las democracias occidentales, y permitió nuestra integración en la Unión Europea. Ha supuesto un adecuado marco de convivencia democrática para el conjunto de la sociedad española, así como un eficaz instrumento para el progreso, la modernización y la cohesión social y territorial de nuestro país.
 
El modelo de Estado autonómico que contempla no sólo ha supuesto una profunda descentralización política y el reconocimiento de la diversidad de todos los pueblos de España, sino que también ha sido fundamental para la construcción y consolidación del Estado de bienestar.
 
Es verdad que este Estado autonómico, por su propio desarrollo, ha evolucionado de tal modo que ha activado tensiones territoriales de carácter competencial e incluso identitarias, que han puesto de manifiesto la necesidad de perfeccionar nuestro modelo de organización territorial. 
 
Perfeccionar para dar continuidad a la vertebración de España en un proyecto compartido que garantice, simultáneamente, la unidad de nuestro país y el autogobierno democrático de los pueblos que lo integran, asumiendo la diversidad política, cultural y social de todos y de cada uno de ellos, porque esa diversidad es patrimonio común de todos los españoles.
 
Perfeccionar, reformar y mejorar, pero nunca romper, dividir y enfrentar a ciudadanos y territorios.
Tensiones que ya se vivieron en otros momentos de nuestra democracia, que se consiguieron superar gracias al diálogo y la negociación y, sobre todo, por el respeto de las partes a la legalidad constitucional vigente.
 
El último de los episodios que están marcando este desencuentro es el intento de celebrar un referéndum el próximo 1 de octubre sobre la independencia de Cataluña, convocado de forma unilateral, ilegal y sin garantías democráticas.
 
Una convocatoria realizada de forma no transparente, mediante una ley aprobada en un solo día, sin respeto alguno a los más elementales procedimientos democráticos para la aprobación de las normas legislativas, marginando a la oposición y lesionando de forma grave los derechos de los legítimos representantes de los ciudadanos catalanes que no comparten la vía emprendida por las fuerzas políticas partidarias de la independencia.
 
Vulneración fragante de los principios y normas constitucionales que no podían tener otra respuesta que la suspensión de esas leyes y de los actos derivados de las mismas por el Tribunal Constitucional. 
Sin embargo, la evidente ausencia de amparo legal de esa convocatoria no puede ocultar el grave problema político existente, que viene marcado por el distanciamiento del Estado de un gran número de catalanes y catalanas que pretenden alterar el actual status jurídico mediante un proceso secesionista.
 
Las vías unilaterales no existen en nuestro actual ordenamiento jurídico, ni son aceptables a la vista de los acontecimientos vividos recientemente en el Parlament de Catalunya. Por el contrario, la experiencia vivida en nuestro país señala que las vías adecuadas para superar los conflictos son las que nacen del diálogo, la negociación y el pacto. 
 
A estas vías debemos apelar los miembros de esta Corporación municipal de la Ciudad de Madrid. Vías que deben culminar en la necesaria reforma de nuestra Constitución para su adaptación a los tiempos que vivimos y a los desafíos a que nos enfrentamos los españoles y que, en ese mismo marco, deben permitir avanzar en el autogobierno de las entidades territoriales que conforman España, sin afectar por ello a su unidad, a la soberanía del pueblo español, ni a la igualdad de derechos de toda la ciudadanía. 
 
Es por ello, por lo que en aplicación del artículo 80 y siguientes del Reglamento Orgánico del Pleno, el Grupo Municipal Socialista presenta para su aprobación la siguiente
 
                                                                       PROPOSICION
 
1º.- El Pleno del Ayuntamiento de Madrid, institución que representa a los ciudadanos y ciudadanas de la capital de España, lamenta la situación de enfrentamiento existente entre una parte importante de las instituciones catalanas y el resto del estado español.
 
2º.- El Pleno del Ayuntamiento de Madrid convoca a todas las partes implicadas en el conflicto catalán a trabajar en alternativas que permitan superar la actual y falsa disyuntiva entre inmovilismo e independencia, y alcanzar una solución satisfactoria para Cataluña y el conjunto de España.
 
3º.- El Pleno del Ayuntamiento de Madrid manifiesta su apoyo y solidaridad a todos los alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas de Cataluña que están siendo amenazados e insultados por su defensa de la legalidad constitucional. 
 
Descargar